La Fiscalía cree que hay indicios para presentar querella contra ERC por la polémica de las cartas

Actualizado 30/06/2006 22:17:50 CET

BARCELONA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Cataluña cree que hay indicios suficientes para llevar a ERC a los tribunales por la polémicas de las cartas firmadas por Xavier Vendrell, ex conseller y en su momento secretario de organización y finanzas del partido, reclamando el cumplimiento de la carta financiera de ERC, según fuentes de la investigación citadas por la Cadena Ser.

Según esta información, una quincena de funcionarios citados a declarar por la Fiscalía habrían asegurado sentirse coaccionados al recibir estas cartas, lo que se considera un número suficiente de declaraciones para presentar querella.

Todas las personas que recibieron las misivas, de las que se conocen cinco versiones, son empleados temporales y trabajan en consellerias de la Generalitat o en empresas públicas que hasta el pasado mes de mayo estaban gobernadas por ERC.

Por el momento, lo que se desprende de la declaración de los trabajadores que ya han comparecido en la Fiscalía es que éstos vieron peligrar sus puestos de trabajo y que se les intimidó con el envío de esas cartas y con numerosas llamadas telefónicas.

No obstante, si alguno de los funcionarios declarase que ERC le exigió una parte del sueldo para su financiación, sin que fuera militante ni cargo designado por el partido, la Fiscalía podría atribuir a Vendrell un supuesto delito de coacciones o extorsión.

Por su parte, la Agencia Catalana de Protección de Datos ha remitido su investigación a la agencia estatal por considerar que esta formación política "no se encuentra comprendida dentro de los supuestos sobre los que tiene competencia" el organismo catalán.

No obstante, la agencia catalana mantiene abiertas las diligencias del expediente de información previa abierto en marzo, pero limitándolo a las consellerias de la Generalitat que pudieran estar implicadas en este asunto, según una carta remitida por la jefa del área de inspección de la Agencia, Maria Teresa Casado Cadarso.

El objetivo de la investigación era "determinar las circunstancias de los hechos" sobre el envío de cartas por parte de ERC a determinados funcionarios, personal laboral o cargos de confianza de la Generalitat, así como "las entidades y organismos presuntamente responsables por si podrían ser constitutivos de alguna infracción" a la ley orgánica de protección de datos de carácter personal.

En base a las actuaciones realizadas en esta fase informativa, que todavía no ha concluido, la Agencia catalana decidió el pasado día 14 de junio "dar traslado de las actuaciones realizadas a la Agencia Española de Protección de Datos, ya que la entidad ERC no se encuentra comprendida dentro de los supuestos en los que tiene competencia la Agencia Catalana". Todo ello sin perjuicio de las actuaciones que lleve a cabo en relación con las consellerias implicadas en el asunto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies