Fiscalía se muestra contraria a que Forn y Cuixart sean excarcelados

Publicado 12/03/2018 15:51:22CET

El Ministerio Público se opuso a dejarle en libertad en enero, insistiendo en que persiste el riesgo de reiteración delictiva

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha informado este lunes al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que instruye los hechos relacionados con el 'procés', de su posición contraria a que que el exconsejero del Interior catalán Joaquim Forn y el líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, sean excarcelados.

El juez instructor dictó el pasado un miércoles un auto en el que daba traslado al Ministerio Público, a la acusación popular ejercida por Vox y a la Abogacía del Estado sobre la petición de estos dos investigados que se encuentran en prisión. El magistrado solicitó que en el plazo máximo de cinco días informasen sobre su posición al respecto.

La Fiscalía del Tribunal Supremo considera que los dos investigados deben continuar en la cárcel "sin perjuicio" de que esta medida cautelar de prisión provisional sea revisada periódicamente, tal y como estable la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de acuerdo con el artículo 5.3. del Convenio Europeo de Derechos Humanos, para "valorar si persisten los indicios racionales de que los imputados cometieran los hechos delictivos y los motivos suficientes que justificaron la adopción de dicha medida".

Llarena ya rechazó poner en libertad a Cuixart y a Forn el pasado 4 de diciembre tras sus comparecencias, por lo que pidieron declarar, de nuevo, el 11 de enero, cuando el magistrado mantuvo su decisión para el consejero de Interior.

Ante esta decisión, los dos investigados interpusieron sendos escritos solicitando su libertad. El primero en presentarlo fue Forn, un día después de su declaración; y la semana pasada lo hizo Cuixart.

Durante su comparecencia ante el juez del Supremo, el presidente de Òmnium Cultural --en prisión desde el pasado 16 de octubre-- afirmó que en Cataluña debe haber "un Gobierno que gobierne" y rechazó repetir un referéndum ilegal como el del 1 de octubre. También recalcó sus "convicciones pacifistas y no violentas".

LLARENA DESTACÓ QUE FORN COMPARTE LA "IDEOLOGÍA" DE PUIGDEMONT

La petición cursada por Forn --encarcelado desde el 2 de noviembre de 2017-- ya fue rechazada por el juez del Tribunal Supremo el pasado 2 de febrero, pese a que renunció a su escaño en el Parlament, ya que, según explicó en un auto, continuaba viendo riesgo de reiteración delictiva en él ya que comparte la "ideología" de Puigdemont y mandó sobre la policía "en perfecta sintonía" con el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero. El exconsejero catalán ha recurrido esta decisión.

Antes de dictar este auto, el magistrado llevó a cabo el mismo procedimiento que ahora y dio traslado a las acusaciones. Así lo hizo el Ministerio Público el pasado 23 de enero, que ya se pronunció en contra de que Forn fuese excarcelado, destacando que existía riesgo de reiteración delictiva.

Lo mismo argumentó la semana pasada en relación a la posibilidad de dejar en libertad al exlíder de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sànchez para poder ser investido presidente de la Generalitat de Cataluña.

Una justificación que fue compartida por el juez Llarena, quien subrayó el pasado viernes que los delitos que se están investigando se desplegaron precisamente desde actuaciones legislativas y ejecutivas "claramente ilegales, y desatendiendo de manera flagrante los controles constitucionales, judiciales e institucionales dispuestos en el ordenamiento jurídico, lo que se hizo en aplicación de una táctica que no ha sido excluida y sigue respaldándose de presente".