La Fiscalía no acusará a Bartomeu por el fichaje de Neymar a pesar de la decisión del juez de proponer que se le juzgue

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

La Fiscalía no acusará a Bartomeu por el fichaje de Neymar a pesar de la decisión del juez de proponer que se le juzgue

Josep Maria bartomeu a su llegada a la Audiencia Nacional
EUROPA PRESS
Actualizado 08/11/2016 17:59:05 CET

Si la acusación particular decide también sacarle de la causa, el presidente del Barça quedaría fuera del procedimiento

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de la Audiencia Nacional no tiene previsto acusar al presidente del FC Barcelona, Josep María Bartomeu, en el marco de la causa en la que se investiga si el fichaje del delantero Neymar Da Silva alteró el libre mercado de contratación de futbolistas.

Según han informado fuentes fiscales, el Ministerio Público no ve que existan indicios delictivos que apunten a la participación de Bartomeu en las irregularidades que inflaron el coste del fichaje hasta los 83 millones de euros.

Por ello, y a pesar de la decisión del juez instructor José de la Mata de incluirle en el auto en el que transforma las actuaciones en procedimiento abreviado y encausarle por delitos de corrupción entre particulares y estafa, renunciará a reclamar penas para el presidente azulgrana.

De la Mata propuso este lunes juzgarle junto al delantero, sus padres, el expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell, así como el propio club catalán. El magistrado tomó esta decisión después de que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional le obligara a reabrir la causa, que él archivó, y modificando su primer auto de transformación, en el que ventilaba la cuestión en sólo tres párrafos y sin incluir hechos ni acusados.

En opinión del titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, el contrato firmado en 2011 por el que Neymar recibía aparentemente 40 millones euros habría impedido que el jugador que entrase en el mercado conforme a las reglas de la libre competencia de modo que "se obtuviera una mayor cantidad económica por el traspaso" constituyendo el delito de corrupción entre particulares.

La causa se abrió por la querella presentada por la empresa de representación de futbolistas DIS-Esportes e Organizaçao de Eventos, que poseía el 40 por ciento de los derechos federativos del jugador, y que, según la Fiscalía, dejó de cobrar 3,2 millones de euros que le hubieran correspondido.

DIS está personada como acusación particular y debe ahora presentar su escrito provisional. En el que caso de que se incline por no incluir a Bartomeu, éste quedaría fuera del procedimiento.

BARTOMEU, CONSCIENTE DE LA FINALIDAD ILÍCITA

Según argumentó De la Mata este lunes, si la finalidad del contrato con el jugador fue directamente alterar el mercado de fichajes, entonces es "razonable considerar" que no sólo Rosell sino también Bartomeu, que intervino al igual que el primero en la firma, "no eran meros técnicos". Se trataba del presidente y vicepresidente primero de la entidad y por tanto son "responsables" de la firma y "conscientes de la finalidad ilícita" del acto, destacaba.

El magistrado asegura que ambos participaron en el proceso y, si bien pudo ser Rosell quien llevara a cabo "directamente" las negociaciones, los dos tomaron la decisión de firmar el contrato del fichaje del delantero, algo que hicieron sin informar a la Junta Directiva, ni al Santos Futebol Clube (SFC) ni al DIS.

BONO DE 83 MILLONES DE EUROS, SEGÚN EL FISCAL

El fiscal cifró el dinero 'real' abonado por el fichaje en 83 millones de euros y precisó en su escrito que, como consecuencia de la dinámica desplegada en la contratación, la empresa DIS dejó de percibir 10 millones de euros, por lo que debe ser indemnizada con 3,2 millones.

Veía delito al estimar que, en el año 2011, el club blaugrana se comprometió a abonar a Neymar 40 millones de euros para que jugara en el equipo a partir de 2014. Acordaron, además, abonarle 10 millones como anticipo y le garantizaban un sueldo mínimo en 5 años de 36,1 millones de euros.

En un segundo momento, en 2013, se adelantó el compromiso un año y se abonaron al jugador los restantes 30 millones de los 40 acordados. Ante las perspectivas de que Neymar no asumiera el compromiso pacto años antes, se le ofreció un sueldo mayor, de 45,9 millones.

Según la Fiscalía Rosell se encargó de liderar las negociaciones y "para lograr el fichaje" decidió abonar cantidades superiores tanto a Neymar como a su padre. Se concertó con el Santos para que recibiera directamente parte del precio evitando abonar a DIS lo que le correspondía.

El fiscal agregaba que el Barça decidió mantener la apariencia de que el coste había sido de estos 40 millones más 17,1 que debían sumarse por los derechos federativos del Santos, con quien Neymar estaba comprometido hasta 2014. Lo hizo "debido a un plan estratégico de control de gastos para reducir la deuda" y a que la Junta Directiva ya había fijado un tope para fichajes.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies