Fiscalía pide 9 años de cárcel para dos jóvenes que amordazaron y dieron una paliza a una octogenaria de Tui(Pontevedra)

Actualizado 18/05/2012 20:19:17 CET

PONTEVEDRA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía pide 9 años de prisión para dos jóvenes que amordazaron y dieron una paliza a una octogenaria de la localidad pontevedresa Tui para robarle. El juicio está señalado para el martes 22 de mayo en la Sección Segunda de la Audiencia provincial de Pontevedra.

El fiscal relata en su escrito de acusación que el día 10 de julio de 2010, sobre las cinco de la madrugada, los acusados S.C.N., de 23 años y de nacionalidad rumana, y H.F.F.M., de 32 años, de Colombia, "actuando de común acuerdo" entraron en una casa de Guillarei, en el municipio de Tui.

Una vez allí, alumbrándose con un teléfono móvil y un mechero, entraron en la habitación de la dueña de la casa, una anciana de 83 años de edad, a la que tiraron de la cama al suelo, "la amordazaron y ataron manos y piernas con un trozo de la funda del colchón en que dormía y golpearon dándole patadas en la cara y en el costado".

Los atracadores revolvieron todas las habitaciones de la planta en busca de dinero antes de darse a la fuga "sin llegarse a apoderar de nada".

La hermana de la víctima, de 76 años y con problemas de movilidad, dormía en el primer piso y por la medicación que tomaba no se enteró de nada hasta el día siguiente cuando la agredida consiguió llegar hasta la habitación arrastrándose ensangrentada por las escaleras, todavía con un trozo de tela del colchón atado al cuello. Entre otras lesiones tenía dos dientes arrancados, moratones, y cortes.

Los ladrones se dejaron debajo de una cama un teléfono móvil y un mechero, que fueron claves para dar con su paradero.

El acusado H.F.F.M. es actualmente beneficiario de una tarjeta de residencia de larga duración concedida en 2010 por la Subdelegación de Gobierno de Pontevedra. Actualmente tiene iniciados trámites para la obtención de la nacionalidad.

El fiscal les acusa de robo con violencia en grado de tentativa, y un delito de lesiones por los que pide nueve años y cinco meses de prisión y más de cuatro mil euros de indemnización.

El ministerio fiscal no solicita la sustitución de las penas privativas de libertad por la orden de expulsión "atendiendo ala gravedad de los hechos".