La Fiscalía pide el ingreso en prisión de la mujer que roció con ácido a dos niños en Martos (Jaén)

 

La Fiscalía pide el ingreso en prisión de la mujer que roció con ácido a dos niños en Martos (Jaén)

Actualizado 01/02/2006 15:29:10 CET

JAÉN, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio Fiscal ha solicitado el ingreso en prisión de la mujer condenada a once años y medio de cárcel por rociar con ácido a dos niños de tres y ocho años --la niña quedó prácticamente ciega-- y a su cuidadora en Martos (Jaén) en mayo de 2003 al creer que la madre de los menores mantenía una relación con su marido.

Según informaron a Europa Press fuentes cercanas al caso, la sección segunda de la Audiencia Provincial de Jaén celebrará una vista la próxima semana en la que todas las partes expondrán sus argumentos respecto a la situación de la condenada --que permanece en libertad provisional desde 2004-- mientras la sentencia no sea firme a la espera de la resolución de los recursos en el Tribunal Supremo.

Además de la pena de prisión, la Audiencia también impuso a María Antonia B.T. la prohibición de residir en Martos durante los diez años y medio posteriores a su salida de la cárcel, así como el pago de indemnizaciones por importe de 606.700 euros.

En el juicio, tanto la Fiscalía como las acusaciones particulares subrayaron la "premeditación" de la acusada que, según precisaron, realizó "labores de vigilancia" de las víctimas en días anteriores.

Sin embargo, María Antonia B.T. se mostró "profundamente arrepentida" de su acción y aseguró que su intención no era la de hacer daño a los menores, sino a la cuidadora que los acompañaba, a quien presuntamente confundió con la abuela de los chavales.

La mujer atribuyó lo ocurrido a una "alteración" de su estado anímico provocada por los celos que sufría desde meses atrás hacia la madre de los niños, a la que acusaba de mantener una relación sentimental con su marido y con la que tuvo una discusión al respecto en el bar que ésta regentaba en la citada localidad.

De hecho, la defensa pidió la aplicación de las atenuantes de obcecación por celos, arrepentimiento, confesión y perdón pedido.

LOS HECHOS

Los hechos se produjeron el 6 de mayo de 2003, cuando una niña de ocho años y su cuidadora sufrieron graves lesiones después de que una mujer arrojara ácido sobre ellos. La agresión iba también dirigida a un niño de tres años, hermano de la niña, que resultó poco afectado gracias a la cuidadora, que se tumbó sobre él para protegerle.

El suceso tuvo lugar en la calle Príncipe de Martos, cuando María Antonia B.T. apareció junto a la vivienda de la madre de los menores, con la que estaba presuntamente enfrentada por problemas de celos, en el momento en el que los niños llegaban a casa junto a su cuidadora.

El líquido provocó graves heridas en los ojos de la niña, que padece ceguera total en el ojo derecho e hipermetropía en el izquierdo, y más leves en la cara, boca y labios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies