La Fiscalía pide nueve años de cárcel para un hombre acusado de violar a su cuñada en Gran Canaria

Actualizado 24/02/2009 13:25:26 CET

El procesado permanece en prisión por intentar quemar viva a su pareja y a la hija de ésta

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía pide imponer nueve años de cárcel y la acusación particular solicita 22 años de prisión para un hombre acusado de agredir sexualmente de forma continuada a su cuñada a quien retuvo durante tres días en un hotel de Las Palmas de Gran Canaria en julio de 2006, y supuestamente la amenazó diciéndole que si no hacía lo que él quisiera mataría a sus dos hijos y a su novio.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas celebrará mañana (11.00 horas) el juicio contra E.J.R.C., acusado de un presunto delito de agresión sexual y que permanece en prisión acusado de dos presuntos delitos de asesinato en grado de tentativa y por dos supuestos delitos de detención ilegal al intentar quemar viva a su pareja, Antonia Cabrera, y a la hija de ésta.

Según el Ministerio Público, la noche del 22 de julio de 2006, la víctima se marchó del domicilio en que residía con su novio en el municipio de Ingenio a consecuencia de una discusión entre ambos, lo que motivó que el procesado --novio de la hermana del chico-- se ofreciera a llevarla a un hotel en la playa de Las Canteras, en la capital grancanaria, al que llegó a las 23.30 horas, y manifestó que se quedaba con ella para no dejarla sola.

En el citado hotel, dentro de la habitación en que se alojaron, en un momento dado, el procesado empujó contra la pared del baño a la chica y al mismo tiempo le dijo que su novio iba a "tener motivos para tener celos". Con ánimo libidinoso, le tocó varias partes del cuerpo por encima de la ropa y le dijo que hiciera todo lo que él quisiera porque en caso contrario mataría a sus hijos y a su novio, relata el escrito.

La víctima, por miedo a que el procesado cumpliera sus amenazas, aceptó dejar hacerse lo que él quisiera, se bañaron juntos y después, ella salió de la bañera, se puso la ropa interior y él le dijo que se metiera en la cama sin vestirse. Así, ambos se metieron en la cama y él la agredió sexualmente, algo que se repitió supuestamente los dos días siguientes sin el consentimiento de ella.

Posteriormente, la llevó a su casa para que intentase reconciliarse con su pareja. La perjudicada no formuló denuncia hasta el día 4 de septiembre de 2006 por temor a que el procesado cumpliera sus amenazas y una vez que éste y su entonces pareja, Antonia Cabrera, se fueron de la vecindad. A consecuencia de los hechos, la mujer presenta un trastorno adaptativo mixto con ansiedad y estado de ánimo depresivo.

INDEMNIZACIÓN DE 80.511 EUROS

Por todo ello, la Fiscalía entiende que procede imponer nueve años de cárcel a E.J.R.C. por un presunto delito continuado de agresión sexual, con la pena accesoria de inhabilitación especial par el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y el pago de las costas procesales.

También pide imponerle la prohibición de aproximarse a la víctima a su lugar de residencia y de comunicación con la misma por cualquier medio por el tiempo de 10 años. En concepto de responsabilidad civil, pide que el acusado indemnice a la víctima por los daños morales causados con 6.000 euros.

En cambio, la acusación particular, representada por el letrado Ismael Rodríguez, reclama 15 años de prisión por el delito continuado de agresión sexual, tres años más de cárcel por un presunto delito de abusos sexuales, otros tres años por el supuesto delito de amenazas y un año por coacciones. Igualmente, reclama una indemnización de 80.511 euros por los daños morales causados.