Fiscalía propone una rebaja de penas a los procesados por la 'operación Tigris' tras escuchar a cuatro de los acusados

Actualizado 24/02/2009 16:32:14 CET

Algunos de los procesados podría quedar en libertad al haber cumplido ya la mitad de su condena en prisión preventiva

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La fiscal de la Audiencia Nacional Dolores Delgado ha propuesto hoy a las defensas de la mayoría de los 14 procesados por la 'operación Trigris' alcanzar un acuerdo de conformidad por medio del cual rebajar las respectivas peticiones de condena que defiende el Ministerio Público a cambio de que los acusados reconozcan los hechos, informaron fuentes jurídicas.

Desde ayer, la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzga a 14 presuntos miembros de una célula islamista desarticulada en 2005, acusados de la captación y envío de muhaidines a Irak y de ayudar a huir a varios de los autores del 11-M. La Fiscalía pedía inicialmente penas de entre 7 y 14 años de prisión para los 14 acusados.

No obstante hoy, una vez iniciado el juicio y después de escuchar el testimonio de cuatro de los acusados que negaron los hechos, la fiscal Dolores Delgado propuso a varios de los procesados por integración en organización terrorista rebajar su consideración delictiva a la de colaboración, según indicaron las fuentes consultadas.

Además Delgado ofreció establecer atenuantes a varios de los acusados por colaboración para que los años de condena sean menores. Algunos de ellos podrían quedar incluso en libertad en caso de aceptar la rebaja por haber cumplido más de la mitad de su condena en prisión preventiva.

Desde pasadas las 14 horas se encuentra suspendido el juicio y los letrados consultan la propuesta con sus defendidos. La vista se reanudará a partir de las 16 horas, según acordó el presidente de tribunal Fernando García Nicolás.

Desde ayer se sientan en el banquillo de las nuevas dependencias de la Audiencia Nacional en la localidad madrileña de San Fernando de Henares Samir Tahtah y Khaled Abibi --que acumulan la petición de penas más alta como presuntos dirigentes de la célula-- Kamal Ahbar, Yagoub Guemereg, Mohamed El Idrissi y Driss Belhadi (acusados de integración). Como colaboradores comparecerán Said El Mazmouzzi, Ridouane El Ouarma, Tarek Hamed Hamu, Bilal El Saiti, Mustafa Mohamed Abdeselam, Abdelmalik Abselam Amak, Aomar Hamed y Abdelbarie Dahane.

Concretamente, las fuentes consultadas precisaron que Delgado ofreció a Mazmoudi y El Ouarma --ambos acusados de colaborar-- reducir de 7 años a 4 su petición de pena. La misma calificación de 4 años por colaboración ofreció a Guermereg, acusado inicialmente de un delito de pertenencia a grupo terrorista penado con 9 años de prisión.

TAMBIÉN LOS DIRIGENTES

En su intención de alcanzar un acuerdo, la representante del Ministerio Público llegó incluso a proponer una reducción de condena a los supuestos líderes de la célula Khaled Abidi y Samir Tahtah. A este último le ofreció también la calificación de colaboración pese a que inicialmente se le consideraba dirigente de la banda por lo que se pedían 14 años de cárcel para él.

Lo mismo ofreció a Kamal Ahbar para el que inicialmente se solicitaban 10 años de cárcel, indicaron las mismas fuentes que no explicaron los datalles de la oferta realizada al segundo dirigente, Khaled Abido, ya que su abogada se negó a cualquier acuerdo. Defiende que su cliente ya fue juzgado en Argelia por los mismos hechos. Dolores Delgado tomó esta decisión después de escuchar los testimonios de los primeros cuatro acusados de conformar una de las facciones de la célula establecida en Ceuta, quienes negaron su relación con los hechos.

Inicialmente, la Fiscalía consideraba que Tarek Hamud Aum lideraba en Ceuta una célula yihaidsta que se financiaba a través de la delincuencia común y que tenía capacidad operativa para cometer acciones terroristas y tenían la intención de llevarlos a cabo. Según, el Ministerio Fiscal, esta célula la conformaban también los acusados Bilal El Saiti, Mustafa Mohamed Abselam, su tio Abdelmalik Abselam y Aomar Hamed.

Para estos cinco procesados la fiscal pedía penas de entre 8 años y 11 años y medio por un delito de integración, sin embargo, tras sus declaraciones, Delgado también ofreció la consideración de colaboración.

"NO VAMOS A TIRAR LA TOALLA"

La última vez que la Audiencia Nacional celebró un macrojuicio contra el terrorismo islamista fue a partir de la denominada 'operación Nova' en la que fueron juzgados 30 supuestos miembros de una célula que pretendían atentar contra las dependencias judiciales de la propia Audiencia Nacional. De los 20 que finalmente fueron condenados, el Tribunal Supremo acabó absolviendo a 14 procesados y rebajando las penas para los demás.

Este fallo del alto tribunal provocó un debate sobre el modo de llevar a cabo las operaciones contra los acusados por terrorismo islamista ante el que la Fiscalía respondió en su día asegurando que mantendría su criterio de perseguir de forma preventiva el terrorismo islamista a pesar de la sentencia del TS.

Fuentes fiscales expresaron entonces su malestar por aquella sentencia y aseguraron que el Ministerio Público no se plantea ningún cambio de criterio a la hora de perseguir este tipo de actividades terroristas, al entender que el objetivo principal de su actuación debe ser evitar atentados en los que pueda haber víctimas.

"No vamos a tirar la toalla, vamos a seguir trabajando aunque quizá haya algún ajuste y quizá se mejoren las investigaciones", apuntaron las fuentes consultadas, que destacaron la necesidad de dar "una respuesta penal anticipada" para responder judicialmente a la amenaza del terrorismo islamista. "El objetivo es cortar por lo sano en vez de esperar que haya una tragedia", subrayaron.