Los forenses protestan porque Garzón permite que los médicos de detenidos por terrorismo les acompañen en sus exámenes

Actualizado 22/10/2007 19:48:32 CET

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los forenses de la Audiencia Nacional han presentado una queja al Decanato de la institución y al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en la que protestan por la decisión del juez Baltasar Garzón de permitir que un médico designado por las personas detenidas por terrorismo pueda estar presente en el examen sobre su estado de salud que éstos realizan antes de su puesta a disposición judicial.

Fuentes de este servicio explicaron a Europa Press que la carta, que fue firmada por la mayoría de forenses del tribunal y remitida a los órganos de gobierno de la institución el verano pasado, supone poner en cuestión el trabajo que realizan para avalar el buen estado de salud de los detenidos tras su estancia en dependencias policiales.

La queja de los forenses fue tratada el pasado mes de septiembre por la Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional, que avaló la actuación de Garzón al entender que se trata de "un asunto estrictamente jurisdiccional y sometido al régimen de recursos que establecen las leyes procesales", informaron fuentes jurídicas.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 --el único que ha aplicado esta medida hasta la fecha, según las citadas fuentes forenses-- comenzó a aplicar este procedimiento en diciembre pasado, cuando ordenó que once presuntos terroristas islamistas detenidos en Ceuta por su vinculación con el Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM) fueran visitados por médicos de su elección y grabados durante su estancia en los calabozos.

Desde esa fecha los detenidos a los que se les imputan delitos de terrorismo pueden ser reconocidos por médicos de su elección antes de ser interrogados por el juez, sin perjuicio de que siguen siendo examinados por los forenses de la Audiencia Nacional al menos cada ocho horas y siempre que lo consideren necesario. De igual forma, sus familiares tienen derecho a conocer su paradero en todo momento.

RECOMENDACIONES INTERNACIONALES

La decisión, pionera en un tribunal español aunque ya utilizada por la Ertzaintza en las detenciones de miembros de ETA, coincide con las recomendaciones realizadas en varias directivas y tratados europeos e internacionales y tiene el objetivo de garantizar los derechos de los detenidos y evitar la interposición de denuncias por malos tratos, según expuso Garzón en un auto dictado en diciembre.

Además de la grabación permanente de los arrestados en sus celdas, que se realiza "preservando su intimidad", según el auto judicial, el magistrado se reservó la posibilidad de poder personarse en el lugar en el que se encuentren los detenidos en el momento que considere oportuno.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies