Fraga asegura que en el PP "hay gente dispuesta a cuestionarlo todo", y, él, que es el presidente fundador, no dice nada

 

Fraga asegura que en el PP "hay gente dispuesta a cuestionarlo todo", y, él, que es el presidente fundador, no dice nada

Actualizado 04/12/2008 12:48:22 CET

Reconoce que "hay que reformar" la Constitución, porque el capítulo de las autonomías "se está saliendo de madre"

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El senador popular y ponente constitucional Manuel Fraga aseguró hoy, respecto a la actual situación del PP, que dentro del partido "hay gente dispuesta a cuestionarlo todo", refiriéndose al liderazgo de Mariano Rajoy. "Yo, mientras hablan, no cuestiono nada, y soy el presidente fundador", recordó.

El también ex presidente de la Xunta de Galicia reconoció, por otro lado, que la Constitución no es "intocable" y que, ya que "algunas partes se pueden mejorar, habría que reformarla". En concreto, defendió la modificación del artículo 155, relativo al Senado, o el capítulo de las autonomías, "que se está saliendo de madre".

De esta forma, reclamó un desarrollo de la normativa sobre la Cámara Alta para "hacer de ella una cámara verdaderamente territorial, que unifique ese mundo de las autonomías".

"El capítulo de las autonomías en este momento se está saliendo de madre y habría que ponerlo en su sitio", reclamó, para asegurar que algunos "regionalistas" son en realidad nacionalismos "que quieren la desintegración de España", refiriéndose a los partidos vascos. "No es serio que --en Cataluña-- ahora obliguen a poner los letreros en catalán; cada uno los pone como quiere", aseguró el ex ministro franquista.

También recalcó que "las partes que ahora hay que cambiar" son las mismas que se hubieran podido mejorar en el momento de la redacción del texto constitucional, "si no hubieran tenido sólo su voto". En este sentido, explicó que se sintió "solo defendiendo la unidad" de España.

Aún así, aseguró tener "buenos recueros" de la etapa constituyente, y a pesar de las "muchas" discusiones entre los ponentes, "como es natural". Explicó que hubo una "gran libertad espiritual por parte de todos" y que entre ellos surgieron "las más curiosas relaciones". Por ejemplo, reconoció que con uno de los ponentes que "mejor" se llevó fue con Jordi Solé Tura, representante comunista. "Carrillo, Ibarra yo decíamos cosas parecidas y los representantes del PNV muy diferentes", resaltó.

Por otro lado insistió en que su partido se encuentra en un "momento de espera", ya que "todo parece indicar que la actual mayoría del PSOE no puede durar, dadas las cosas que están pasando". "Pensar que se ha negado la crisis y que fuéramos a entrar en una por el presidente del Gobierno lo dice todo", apostilló, para augurar a continuación que las elecciones, "anticipadas o no", no pueden "estar ya muy lejos".

Por último, Fraga defendió la monarquía española como "uno de los grandes 'punzales' de la estabilidad" de nuestro país y animó a comparar esta estabilidad actual con la de "las dos repúblicas". "Es una pieza esencial que cumple una función insustituible, y no sólo en un 23F", aseguró, para remachar que "volver a la experiencia republicana sería un suicidio".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies