Fundación Víctimas del Terrorismo censura que Bayona perpetúe la simbología de ETA con el monolito sobre el desarme

Publicado 05/04/2018 19:09:19CET

MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Víctimas del Terrorismo ha censurado este jueves el acto convocado para este domingo en Bayona, en Francia, para conmemorar el supuesto desarme de ETA con la inauguración de un monolito en la plaza Roland Barthes que, según la fundación que preside Marimar Blanco, supone perpetuar la simbología etarra.

En concreto, se refiere a un acto para conmemorar la escenificación de la entrega de armas llevada a cabo por ETA en Bayona hace un año y durante el cual está previsto que se inaugure una escultura que reproduce el símbolo utilizado por la banda terrorista, un hacha, de forma invertida y culminada por un árbol.

Ante ello, la Fundación Víctimas del Terrorismo ha trasladado su "repulsa" ante este acto conmemorativo del "presunto y propagandístico" desarme de ETA que cuenta, según denuncia, con la complicidad del Ayuntamiento de Bayona.

Tras recordar la "crucial importancia" que la colaboración de las autoridades franco-españolas ha tenido para que las fuerzas y cuerpos de seguridad hayan podido derrotar a la banda terrorista, la fundación presidida por Marima Blanco ha hecho un llamamiento para que "no se consume esta grave afrenta a todas las víctimas del terrorismo etarra, entre las que también hay ciudadanos franceses".

Así, ha recalcado que los poderes públicos "deben contribuir al conocimiento de la verdad" y deben hacerlo "promoviendo un relato que evite equidistancias morales o ambigüedades y que recoja con absoluta claridad la existencia de víctimas y verdugos, sin que quepa ninguna justificación de los terroristas".

En este sentido, ha subrayado que la actuación del alcalde de Bayona, Jean-René Etchegaray, "pretende justamente lo contrario" al "perpetuar la simbología de los asesinos y trasladar la falsa idea de su conciliación con la sociedad cuando jamás los miembros y simpatizantes de la banda han condenado la vileza de sus propias actuaciones, ni han mostrado el menor arrepentimiento".

Además, ha recordado que este mismo alcalde participó "activamente" el año pasado en la entrega propagandística de la parte de las armas de la banda terrorista. "Prescindiendo de la más mínima sensibilidad hacia las 856 personas asesinadas por ETA y a los miles de heridos y extorsionados, menosprecia implícitamente a las víctimas al tiempo que 'normaliza' a la banda terrorista ETA, contribuyendo así a una de las finalidades perseguidas actualmente por el entorno abertzale: falsear la historia, algo que claramente atenta contra la protección de la memoria de las víctimas", ha concluido.