Rajoy afirma que es "una víctima más" dentro de la "política antiterrorista" del Gobierno

Actualizado 02/02/2006 23:17:00 CET

Asegura que quien piense que el Estatut es bueno para Cantabria tiene "un colosal sentido del humor"

SANTANDER, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, ha afirmado hoy que el relevo forzado de Eduardo Fungairiño al frente de la Fiscalía de la Audiencia Nacional supone "un disparate, un tremendo error", ya que éste es "una víctima más dentro de la política antiterrorista de este Gobierno".

El relevo forzado de Fungairiño, "un baluarte el Estado de Derecho contra ETA", centralizó buena parte del discurso que el líder de los populares realizó ante unos 4.000 afiliados y simpatizantes del PP en Santander.

Para Rajoy, Fungairiño "es un servidor del Estado de Derecho" ajeno a ser "ni de derechas ni de izquierdas", pero como resultaba "incómodo" para el Gobierno, "se lo han liquidado", dando "un paso más" para "negociar con el entorno político de ETA".

El líder de la oposición hizo también referencia al Estatut catalán, ya que quien diga que "es bueno para Cantabria" -en alusión al apoyo de los máximos representantes del Gobierno cántabro (coalición PSOE y PRC)-, es que tienen "un colosal sentido del humor" o "unas enormes ganas de reírse de la gente".

Dichas declaraciones de apoyo en Estatut propiciarán que "vamos a tener presidente del PP en Cantabria", aseguró Rajoy ante los aplausos del público.

En su campaña de recogida de firmas contra el Estatut, Rajoy destacó que no está debatiendo contra "la izquierda" ni contra "los socialistas", sino contra "personas" que están realizando planteamientos "estratosféricos", que "nada tienen que ver con el interés de los españoles".

En cualquier caso, el presidente del PP cuestionó por qué se le critica por "pedirles firmas a los españoles", aludiendo "al concepto de la democracia que tienen algunos", que "resulta verdaderamente sorprendente".

Así, destacó que el debate sobre el Estatut no es "ideológico", sino de "defensa" del "sentido común" de "la Constitución" y "de los grandes acuerdos" nacionales, como que España "es una nación" y que "los españoles son iguales en derechos, deberes y obligaciones", lo mismo vivan "en Santander, en mi pueblo, o en la isla de La Gomera".

(((HABRÁ AMPLIACIÓN)))