Gallardón asegura "no entender" por qué el Estado se opone a que la Comunidad cierre la M-50 y construya la R-1

Actualizado 02/02/2006 12:38:10 CET

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, aseguró hoy "no entender" por qué el Estado se opone a que sea el Gobierno regional el que cierre la M-50 a su paso por los túneles del Pardo y construya la Radial 1 y añadió que ante la falta de pretensiones de la Administración General para desarrollar estos proyectos la postura del Ejecutivo de Esperanza Aguirre es "totalmente razonable".

En rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, Ruiz-Gallardón se mostró completamente de acuerdo con la Comunidad en que estas dos obras son necesarias para las infraestructuras y el funcionamiento de las operaciones urbanísticas, principalmente las que se están realizando en el norte de la ciudad, y subrayó "no haber oído ninguna amenaza por parte del Gobierno autonómico para paralizar los proyectos".

En este sentido, el regidor insistió en que la 'Operación Chamartín' "no puede detenerse" porque, según recordó, todavía no se ha iniciado al no haberse aprobado el plan especial, ya que el Ayuntamiento está a la espera de la decisión del Ministerio de Fomento. En relación con Campamento destacó que todas las infraestructuras necesarias están previstas y fueron pactadas directamente con Defensa.

Finalmente, Ruiz-Gallardón reiteró "no entender" como se puede plantear un conflicto cuando el Estado "no se opone a estas obras, sino que sólo ha manifestado no pretender hacerlas". "Por ello no entendemos por qué se opone a que las realice la Comunidad, al margen luego de los diseños exactos de las nuevas infraestructuras", concluyó.