Gallardón y el CGPJ coinciden en que la Justicia debe ser "un actor para resolver la crisis económica"

Alberto Ruiz- Gallardón
EUROPA PRESS
Actualizado 07/02/2012 14:55:21 CET

El ministro asegura ante Dívar que buscará la "colaboración" con el Poder Judicial "desde el más absoluto respeto a su independencia"

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha coincidido con los vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en que los representantes de la Administración de Justicia no deben ser "víctimas de la crisis económica" sino "actores que resuelvan los muchos problemas" de la situación actual.

Ruiz-Gallardón, que ha calificado de "enormemente grata" su primera visita institucional al órgano de gobierno de los jueces, ha expuesto durante alrededor de hora y media al presidente del CGPJ, Carlos Dívar, y los 20 vocales de la institución los "criterios de actuación" que seguirá su departamento durante esta legislatura.

"Si en algo hemos coincidido todos es en que no podemos tener una actitud contemplativa y lamentar que la crisis nos impida abordar proyectos de ampliación de plantillas, de modernización o de informatización", ha señalado el ministro antes de recalcar que es "mucha la tarea" que tiene por delante para "resolver, dentro de la dificultad de la crisis económica, algunos de estos problemas".

En la misma línea se ha manifestado la portavoz del CGPJ, Gabriela Bravo, quien ha calificado el encuentro de "muy positivo" y se ha mostrado convencida de que la Justicia ha de ser "el instrumento determinante para ayudar a este país a salir de la crisis".

"ABSOLUTA INDEPENDENCIA"

La segunda idea que Ruiz-Gallardón ha querido trasladar a los vocales del órgano de gobierno de los jueces es, como ya hizo ante los representantes del Tribunal Supremo, que el Ejecutivo buscará "la colaboración" con el Poder Judicial "desde el más absoluto respeto y desde la más absoluta independencia".

"Este Gobierno hace suyo, pero no como declaración de intenciones sino como parte de su ADN, el mandato constitucional de respeto a la independencia de los distintos Poderes del Estado --ha dicho--. Nuestra relación con el CGPJ será siempre de colaboración y cooperación, pero jamás una relación jerarquizada, jamás una relación de dependencia".

De igual modo, el ministro ha querido "escuchar el análisis profundo" de los miembros del Consejo para la que le trasladaran los "prinicipales problemas" que, a su juicio, padecen en la actualidad el Poder Judicial y la Administración de Justicia "en general".

En este sentido, ha defendido la necesidad de agilizar los procedimientos y las resoluciones que "permitan poner en circulación los muchísimos activos y las decenas de millones de euros que en estos momentos están pendientes de decisiones definitivas antes de incorporarse a un sistema productivo que necesita clarísimamente inversiones".

NUEVA LEY DE ENJUICIAMIENTO CRIMINAL

Bravo, por su parte, ha trasladado al ministro las principales prioridades que, a juicio del CGPJ, deberían abordarse en esta legislatura, entre las que ha destacado la creación de tribunales de instancia, nuevas medidas de agilización procesal en los órdenes Civil, Social y Penal, y la creación de más plazas de jueces que ayuden a superar la "ratio deficiente" de la Justicia española.

De igual modo, ha defendido la necesidad de abordar una "nueva" Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECR) "sin perjuicio de que se aborden de forma urgente determinadas cuestiones en el ámbito del proceso penal que afecten a derechos fundamentales o la segunda instancia".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies