Gallardón elude las primarias hasta ver si va en ponencia del Congreso y dice que su cargo es compatible con otros en PP

 

Gallardón elude las primarias hasta ver si va en ponencia del Congreso y dice que su cargo es compatible con otros en PP

Asegura que apoya a Rajoy sin pedir "nada a cambio"

   MADRID, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -  

   El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, rehusó ayer pronunciarse sobre la enmienda que un concejal de su grupo, Íñigo Henríquez, presentará al próximo congreso popular de últimos de junio en Valencia para introducir un sistema de primarias en los estatutos del partido, hasta que no sepa si finalmente la propuesta se incorporará a la ponencia, ya que opinar ahora sería "hipotizar el futurible".

   "Una vez el ex presidente del Gobierno Felipe González me dijo que hay veces que se 'hipotiza el futurible', que aunque no es buen castellano es una aguda observación. Yo no lo practico, así que cuando haya realidades sobre la mesa nos pronunciaremos al respecto", respondió el primer edil a la enésima pregunta de los periodistas sobre este tema durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

   Así, Gallardón subrayó que "habrá que esperar a que los ponentes elegidos por unanimidad por la Junta Directiva Nacional para hacer la ponencia de estatutos la presente, y en función de ella abrir un debate y pronunciarse en ese momento". "Aún están en el plazo de redacción, y abrir debates sin conocer la propuesta sería una anticipación", apostilló.

   "Sería impensable que no hubiera un modificaciones en ellos estatutos, siempre se han producido, pero éstas pueden ser estructurales u operativas", aseguró el regidor capitalino, insistiendo en que, en cualquier caso, "las normas que han regido el partido desde su fundación han sido siempre democráticas, tal y como obliga la Constitución".

   Por último, Gallardón hizo hincapié en que "el partido aún está en el proceso precongresual" y en que éste debe ser "rico en propuestas, debates e ideas, protagonizado por los militantes y abierto a la sociedad". "Yo no me considero ningún barón del PP, yo milito en el partido desde su fundación y la antigüedad no es un grado (en él). Y siendo ya muchos, aún necesitamos ser más en votos, en apoyos, en trabajo interno, en militancia y en compromisos", finalizó.

APOYO SIN CONTRAPRESTACIONES

   En otro orden de cosas, Gallardón insistió de nuevo en su apoyo al presidente actual del PP, Mariano Rajoy, "sin pedir nada a cambio". "Yo lo apoyo para que sea el próximo presidente del partido y, por supuesto, para que desde esa situación lidere al PP en 2012 y lo lleve al Gobierno de España", explicó el primer edil madrileño, añadiendo que no ha pedido "nada" y que su apoyo a Rajoy es "no condicionado". "No ha habido ni petición ni ofrecimiento", matizó.

   "Otras veces he pedido públicamente cosas cuando he pensado que tenía unas aspiraciones. A veces se me ha dicho que sí y otras que no. En esta ocasión no es un apoyo condicionado, no he pedido nada a Rajoy para apoyarle como el próximo presidente del PP y del Gobierno. Y ésa es la misma actitud que mantendré hasta el congreso", sentenció el alcalde.

   "Yo trabajo por que las ideas de mi partido sean las que marquen la gestión del Gobierno de España, y creo que quien esté al frente, con el equipo que estime adecuado, debe ser Rajoy", continuó, respecto a las especulaciones sobre su posible designación como futuro sucesor de Ángel Acebes al frente de la Secretaría General del PP.

   Con respecto al golpe de autoridad que Rajoy tuvo el pasado fin de semana en Elche, cuando instó a irse al partido Conservador o al Liberal a quien no estuviera a gusto en el PP, Gallardón afirmó que el único Rajoy que conoce es "centrado, moderado, firme en sus convicciones, dialogante, que identifica mejor que ningún otro militante del PP (incluido él mismo) lo que tiene que ser el partido en el siglo XXI". "Yo conozco un solo Rajoy y es a quien apoyo para que sea presidente del partido y del Gobierno de España", remachó.

   Además, rechazó la posibilidad de dejar el Ayuntamiento de la capital antes de que acabe su mandato, en 2011. "Soy alcalde de Madrid, quiero ejercer mis funciones como tal y desarrollar mi proyecto político y, dentro de él, algo muy trascendental para la ciudad que supera la acción cotidiana: conseguir los Juegos Olímpicos para 2016", proclamó Gallardón, quien definió dicha candidatura como su "ocupación preferente" y su "sueño más intenso" que le "regala" y no le "envenena los sueños".

   Asimismo, indicó que "en el partido hay muchas posibilidades de trabajar sin que por ello se esté en un puesto incompatible" con su actual puesto al frente del Ejecutivo local, atajando así cualquier interpretación de renuncia a desempeñar funciones directivas en la próxima Junta del PP.

NO HAY MÁS CANDIDATURAS

   En cuanto a la polémica entre Rajoy y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de las últimas semanas, Gallardón se mantuvo neutral y consideró sólo que "ha habido un compañero de partido que ha anunciado su candidatura y sobre ella se puede opinar".

   "Si en cualquier otro momento otro compañero quisiera presentar la suya será razonable y entonces se podría opinar sobre ella. Pero de momento sólo hay una candidatura, la de Rajoy, y yo la apoyo, y anticipo que si hubiera más yo no variaría mi criterio", concluyó, rechazando ser él quien abra el debate sobre "hipótesis no materializadas a día de hoy".

   Tampoco quiso entrar al trapo sobre la consideración de si ésta es la mayor crisis sufrida por el partido desde su refundación en los 90. "Lo único que importa es que saldremos de Valencia unidos, en torno al liderazgo de Rajoy según mi deseo, fuertes y con vocación de ganar las próximas elecciones generales y las otras muchas que habrá", apostó el primer edil.

   Ni siquiera se refirió a la intervención de Aguirre el pasado martes en el programa '59 segundos', de TVE, donde la presidenta mantuvo la incertidumbre sobre sus planes a largo plazo en el partido. "Para ser un telespectador perspicaz hay que ser previamente telespectador, y yo no lo fui", explicó Gallardón, quien ese día estuvo en el Auditorio Nacional "disfrutando" de la Orquesta Filarmónica de Munich que, dirigida por Christian Thielemann, interpretó ese día los 'Tres Poemas Sinfónicos' de Johannes Strauss.



La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies