PPCyL cree que la decisión es un "disparate" económico y una irresponsabilidad laboral con intereses partidistas

Actualizado 02/07/2009 21:38:56 CET

VALLADOLID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario regional del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, tachó hoy de "frívola" la decisión del Gobierno de prorrogar la vida de la central de Santa María de Garoña hasta 2013, al tiempo que insistió en que se trata de un "disparate" económico y una "irresponsabilidad" laboral basada en "intereses partidistas".

Fernández Mañueco incidió, en declaraciones a Europa Press, en que el cierre de la central en 2013 es un "capricho político" en el que prima el "interés partidista" al general.

De este modo, el líder de los 'populares' de Castilla y León incidió en su defensa de que la central nuclear de Santa María de Garoña es "segura", tal y como lo constató el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), al tiempo que destacó que de la misma dependen "1.000 empleos", además de ser "buena" para la economía de Burgos y de Castilla y León.

Fernández Mañueco destacó además que el cierre de la central repercutirá en un incremento de las facturas eléctricas de empresarios y ciudadanos.

El secretario regional del PP incidió en que su partido "no va a abandonar a las personas", al tiempo que pidió al Gobierno central que sea "claro y concreto" sobre el plan alternativo para la zona.

Por último, Alfonso Fernández Mañueco aseguró que cediendo a esta decisión final el PSOE demuestra su "absoluta sumisión" a Ferraz e incidió en que desde el PP de Castilla y León se instará al Gobierno que salga elegido en las elecciones de 2012 a que prologue la vida útil de la central.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies