Garzón amplía las causas contra el ex dirigente Olarra Guridi al imputarle el asesinato de Tomás y Valiente

EP
Actualizado 08/08/2008 19:17:24 CET

MADRID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón amplió hoy las causas existentes contra el ex dirigente etarra Juan Antonio Olarra Guridi, entregado el pasado martes por Francia, al imputarle labores de apoyo para el asesinato del que fuera presidente del Tribunal Constitucional (TC) Francisco Tomás y Valiente, ya que formó parte del "comando Madrid" que planeó y perpetró el atentado cometido en la Universidad Autónoma en febrero de 1996.

Olarra Guridi, contra quien el juez Santiago Pedraz dictó prisión el pasado miércoles por ordenar el atentado que tuvo lugar en Salou (Tarragona) en agosto de 2001 -que causó lesiones a 14 personas- volvió a comparecer hoy en la Audiencia Nacional, esta vez ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, quien le comunicó que también se le imputa el asesinato del catedrático y ex presidente del TC.

En el auto de prisión redactado por Garzón se especifica que Olarra Guridi se refugió en febrero de 1996 en el mismo piso de la madrileña calle Doctor Fleming donde tenían acceso el autor material de los disparos contra Tomás y Valiente, Jon Bienzobas, y el resto del "comando Madrid": Ainhoa Múgica Goñi e Idoia Martínez García.

El magistrado considera que debe imputarse a Olarra Guridi la participación en el asesinato de Tomás y Valiente porque "ocupaba junto al resto de procesados el piso franco de la organización en la calle del Doctor Fleming en el que se guardaban los explosivos, las armas y las placas de matrículas falsas que llevaba el vehículo bomba (con el que huyó el asesino Bienzobas, y que hizo explosión en la calle Isla de Java de la capital produciendo heridas a tres personas).

Además, determinados testigos identificaron a Olarra Guridi como la persona que esperó a Bienzobas en el citado vehículo para facilitar su huída desde la Universidad Autónoma tras disparar contra el catedrático.

Estos indicios, junto con los dictámenes policiales elaborados sobre este caso "son suficientes para decretar la prisión provisional comunicada y sin fianza de Juan Antonio Olarra Guridi ante el riesgo evidente de que puede sustraerse a la acción de la justicia", concluye el auto de Garzón, que hace suyos los criterios expuestos por el representante del Ministerio Fiscal durante la vista celebrada hoy.

El pasado miércoles, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz envió a prisión a Olarra Guridi y a la integrante de la organización terrorista Aloña Muñoa Ordozgoiti por ordenar, respectivamente, el atentado de Salou de 2001 y colaborar en el que se produjo en Zumárraga (Guipúzcoa) en febrero de ese año, que produjo daños materiales.

EX JEFE DE ETA

Olarra Guridi ha sido condenado por la Audiencia Nacional a miles de años de cárcel por varios actos terroristas, entre ellos la comisión de los asesinatos de seis trabajadores de la Armada en Vallecas (Madrid) en 1995 y del empresario donostiarra José Antonio Santamaría en 1993; o la orden de dar muerte al fiscal jefe de Andalucía, Luis Portero, en octubre de 2000.

Según el Ministerio del Interior, Olarra Guridi también es el presunto autor material de los asesinatos de los guardias civiles Eduardo Sobrino y Juan Carlos Trujillo (octubre de 1991), el policía Juan María Helices (abril de 1992) y el funcionario de prisiones José Ramón Domínguez (enero de 1993).

Asimismo, se le implica indiciariamente en otros cinco atentados: el asesinato del gobernador militar de Guipúzcoa, el del coronel Luis García Lozano, en enero de 1991, para el que realizó labores de vigilancia e información; la colocación ese año de dos coches-bomba contra los cuarteles de la Guardia Civil en Los Arcos (Navarra) e Irún (Guipúzcoa); la entrega de material que explotó ante la Comandancia de Marina de San Sebastián y el intento de asesinato de un policía.

Fue detenido el 16 de septiembre de 2002 por la Policía Judicial Francesa en una operación coordinada por la Comisaría General de Información en Talence, cerca de Burdeos (Francia), a bordo de un Renault Clio que llevaba placas falsas. Le fueron incautadas diversas armas y documentación falsa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies