Garzón atribuye a Álvarez responsabilidad en la cúpula de Batasuna durante la escalada terrorista tras fin tregua

Actualizado 05/10/2007 21:20:48 CET

Imputa a Ohiana Agirre delito de integración en organización terrorista y de provocación a cometer los delitos de terrorismo

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ordenó hoy el ingreso en prisión del dirigente de Batasuna Joseba Álvarez por reiteración de un delito de integración en organización terrorista al considerar que existen pruebas de que el imputado, ya procesado en el sumario de Batasuna, "forma parte en la actualidad" de la cúpula dirigente del partido ilegalizado.

El magistrado explica que la reiteración de delito cometida por Álvarez se ha producido "en el marco de una escalada exponencial de acciones terroristas y de kale borroka" y explica que no es posible separar la actividad desplegada por el imputado después del fin de la tregua "de aquella otra acción violenta que la vanguardia armada desarrolla".

El auto del juez, hecho público hoy, menciona un documento incautado en el registro efectuado en su domicilio que acredita su labor como miembro actual de la Mesa Nacional de Batasuna.

El juez considera en base a esta prueba y a la presencia de Álvarez en 12 distintos actos y reuniones organizados desde junio de 2006 por Batasuna --entre ellos una reunión extraordinario celebrada el día en que se produjo el atentado contra la T-4--*que el acusado "desarrolla la misma actividad por la que fue procesado en febrero de 2005" junto a otros 35 miembros del partido ilegalizado por un delito de integración.

Estos hechos demuestran, según Garzón, que el dirigente de la izquierda abertzale además de reiterar "la misma actividad delictiva" ocupa en la actualidad un papel "de responsabilidad" en representación de una organización que presuntamente se integra en el complejo terrorista liderado por ETA.

El magistrado se refiere también a la participación de Álvarez en la manifestación celebrada en San Sebastián el pasado 9 de septiembre a favor de la amnistía para los presos de ETA y que fue declarada ilegal. Destaca en su auto la participación del acusado "en la elaboración, proyecto y desarrollo" del acto y pone de manifiesto que el acusado tuvo en su puesta en marcha "una relevancia especial" por cuanto como integrante de la Mesa Nacional auspició, apoyó y sostuvo la manifestación.

El juez añade que el acto iba directamente dirigido a conseguir que, a pesar de la prohibición de celebración de la marcha, las personas concurrieran a la manifestación con la finalidad específica de alteración de la paz pública sin excluir los más que probables y de hecho, seguros actos, de violencia callejera que se produjeron.

"Esa posición preeminente (miembro de la Mesa Nacional de Batasuna) le daba una especial relevancia respecto de la otra estructura (Askatasuna) dependiente e integrada en el complejo terrorista", concreta el juez que señala que la participación de Álvarez en la manifestación se desprende de los informes policiales unidos a la causa. El acusado negó esta mañana durante su comparecencia ante el juez haber estado presente durante el desarrollo de este acto.

Garzón fundamenta además su decisión de encarcelar al dirigente de la formación ilegalizada en el hecho de que existe un "objetivo riesgo de sustracción a la acción de la justicia" a la vista de la gravedad de los hechos imputados, "de naturaleza terrorista".

OHIANA AGIRRE

En el caso de Ohiana Agirre, el magistrado le imputa un delito de integración en organización terrorista debido a que se halla integrada en la estructura de Askatasuna donde desempeña labores como dirigente y en particular como representante del colectivo de defensa de los presos en Guipúzcoa. Señala que en diferentes ocasiones ha comunicado a la Consejería de Interior del Gobierno vasco la convocatoria de manifestaciones, en concreto las desarrolladas en San Sebastián, Bayona, Bilbao, Pamplona y Vitoria en septiembre de 2006.

El magistrado --que le imputa, además un delito de provocación a cometer los delitos de terrorismo-- detalla el papel desarrollado por Agirre en relación con la manifestación ilegal del 9 de septiembre y explica que días antes compareció en rueda de prensa con objeto de ratificar que la marcha seguría su curso a pesar de haber sido prohibida. Garzón destaca que durante el acto Agirre era una de las personas que junto al portavoz de Askatasuna Juan María Olano, que ya ha ingresado en prisión por estos hechos, sujetaban la pancarta con el lema de la manifestación.

En la documentación incautada en el registro a su domicilio las fuerzas de seguridad localizaron, además de papeles relativos a Askatasuna, un zutabe fechado en septiembre de 2007.

Garzón señala que Askatasuna "nunca ha sido una organización legal" por lo que nunca ha tenido una actividad que pueda ser suspendida. "De no interpretarse así sería tanto como pretender que se pudiera hablar de plazos de caducidad de la actividad de la propia ETA", señala el juez en respuesta a la alegación de la defensa de Agirre que argumentaba que la suspensión de actividades de la organización había caducado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies