Garzón culmina el sumario de Batasuna con las nuevas detenciones que podrían desembocar en juicio a mediados de 2008

Actualizado 05/10/2007 10:16:45 CET

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón amplía esta noche, con las detenciones de 22 miembros de la cúpula nacional de la ilegalizada Batasuna, un proceso abierto hace cinco años cuando decretó, en agosto de 2002, la suspensión de actividades de Batasuna y el cierre de las sedes de la formación. La instrucción de este 'macro-sumario' podría estar próxima a finalizar, según informaron fuentes jurídicas, que apuntan a la celebración de un juicio a mediados del próximo año.

Unos meses después de la suspensión, en marzo de 2003, el Tribunal Supremo decretó la ilegalización del partido político y en enero de 2005 Garzón ordenó el procesamiento de 36 responsables de la formación por integración en la organización terrorista ETA.

Durante el periodo transcurrido desde entonces, el juez añadió a la causa nuevos procesamientos de forma que los acusados en el sumario superaban hasta esta noche las 40 personas. El magistrado había decretado ya en agosto de 2002 la suspensión de actividades de Batasuna y el cierre de las sedes de la formación.

Entre los primeros procesados en 2005 se encontraban dirigentes tan representativos como Arnaldo Otegi, Juan María Olano, Juan José Petrikorena, Joseba Álvarez o Joseba Permarch.

En los últimos meses, después de la ruptura de la tregua, cuatro de los principales representantes de la formación ilegalizada, que hasta el momento se encontraban en libertad con medidas preventivas, en su mayor parte fianzas, han regresado a prisión.

Así, la Audiencia Nacional decretó en junio de este mismo año el encarcelamiento de Otegi, después de que el Supremo confirmara una condena de 15 meses en su contra por enaltecimiento del terrorismo. El siguiente en ingresar en prisión fue el portavoz de Gestoras Pro-Amnistía, Juan María Olano, encarcelado solo hace unas semanas por participar en una manifestación ilegal pro-amnistía en San Sebastián.

Los últimos anuncios de detenciones se produjeron este mismo martes, cuando Garzón ordenó la detención de Joseba Álvarez y la portavoz de Askatasuna Oihana Agirre, que deben declarar hoy mismo en la Audiencia Nacional.

Garzón ha basado el procesamiento de todos los dirigentes de la formación en la defensa de que Batasuna no sólo forma parte de la organización terrorista ETA como brazo político, "sino como una estructura más del complejo político-violento diseñado para conseguir una finalidad concreta a través de la subversión y la alteración de la paz pública, cual es la autodeterminación de la denominada 'Euskal Herria'".

"Para ello, sus responsables anteponen a cualquier otro medio el ejercicio de la violencia contra personas y cosas, cuya práctica no sólo justifican, sino que consideran imprescindible para la solución de lo que denominan 'conflicto' y que no es más que una actividad criminal de contenido terrorista", ha explicado el juez en varios autos.

Garzón precisaba que en distintos sumarios que ha instruido figuran las distintas estructuras integradas en el partido, como Batasuna en ETA-KAS-Ekin. Así, además de la citada, enumera: Kas-Ekin, considerado el aparato político de ETA; Xaki, aparato internacional; las organizaciones juveniles Jarrai-Haika-Segi; Gestoras pro Amnistía; y las empresas Orain, Ardatza, Hernani Imprimategia, Egin, Egin Irratia, los servicios de información de KAS y Egin, Banaka, Eneko, Joxemi Zumalabe y las herriko tabernas.

Las detenciones provocarán cambios en la situación de libertad de la que gozaban hasta el momento los procesados en el sumario. En la tarde de ayer la Fiscalía anunció, de hecho, que solicitaría la revisión de las medidas cautelares impuestas al recientemente detenido Joseba Alvárez en este sumario, en concreto con objeto de pedir prisión en la causa, como ya hizo previamente también con Juan María Olano.

Ahora, las nuevas detenciones supondrán el ingreso inmediato en prisión de todos aquellos que ya se encontraban procesados, como Joseba Permarch o Juan José Petrikorena.

PIEZA SEPARADA PARA ANV

En relación con este sumario, ampliado ahora con las nuevas detenciones, Garzón abrió recientemente una pieza separada declarada secreta en la que se investigan las relaciones existentes entre la formación ilegalizada y Acción Nacionalista Vasca (ANV).

Distintas organizaciones como Dignidad y Justicia o el Foro de Ermua han solicitado al magistrado en varias ocasiones que proceda a decretar la suspensión de actividades de este partido. El pasado mes de agosto, la Fiscalía pidió al juez que solicitara a las Fuerzas de Seguridad del Estado la remisión de toda la información que pudieran recabar sobre las actividades desarrolladas por sus miembros electos.

Los arrestos de esta noche podrían provocar una reactivación de esta pieza y dotar de nuevos datos al juez sobre los posible vínculos entre ANV y Batasuna.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies