Garzón dice que los militantes de IU tienen un cabreo "monumental" y que ellos decidirán si se reedita el pacto

Alberto Garzón en Las Palmas de Gran Canaria
EUROPA PRESS
Actualizado 28/01/2015 15:02:00 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El diputado de Izquierda Unida por Málaga y candidato a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha asegurado este miércoles, que serán los militantes de la coalición los que decidan si se reedita el pacto con el PSOE en Andalucía. Garzón la recalcado que los militantes tienen un "cabreo monumental" por la "traición" del PSOE andaluz.

Ante la posibilidad de que se pudiera reeditar el pacto de gobierno PSOE-IU, Garzón ha enfatizado que "la decisión de entrar o no en los gobiernos, de pactar o no, la toman los militantes y se puede estar convencidísimo en este momento de que los militantes tienen un cabreo monumental con quien ha traicionado un pacto, que sin ser expresamente de izquierda, sí que era de resistencia ante la posible llegada del PP".

Durante una rueda de prensa en Las Palmas de Gran Canaria, Garzón ha afirmado que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se sentía "incómoda" con las políticas de izquierda y de IU, al tiempo que ha señalado que la posibilidad de reeditar un pacto de Gobierno tras las elecciones autonómicas será algo que decidirán los militantes de su partido.

Según ha comentado, el pacto tenía aún leyes "muy necesarias" por desarrollar, como la Ley de Suministros Básicos, la de Banca Pública o, incluso, una cuestión que no estaba en el pacto, como era la comisión de investigación sobre la corrupción.

"Y todo eso --añadió-- no se va a hacer porque la presidenta, Susana Díaz, decidió romper unilateralmente el pacto. Si después de las elecciones no hay mayoría absoluta del PSOE, la decisión [de un nuevo acuerdo] la volverán a tener los militantes".

Para Garzón, lo que está claro es que el gesto de la presidenta andaluza al dar por finalizado el acuerdo "condiciona enormemente" la opinión que tienen los militantes de IU respecto a la lealtad de Díaz. "Que lo que estaba haciendo --aseveró-- era buscar excusas para justificar la ruptura de un pacto con el que se sentía incómoda".

"Creo que Susana Díaz no es una persona que se sintiera cómoda con las políticas de izquierda y de IU. Eso quedó claro cuando nos retiró las competencias a IU y nosotros dejamos muy claro que no estábamos allí por sillones y que o se restauraban nuestras condiciones previas o nos íbamos del Gobierno", comentó.