El general al mando de la base de Bótoa (Badajoz) se incorpora al gabinete del subsecretario de Estado de Defensa

Actualizado 04/03/2011 18:30:10 CET

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El máximo responsable de la Base General Menacho de Bótoa (Badajoz), general del Ejército de Tierra Casimiro Sanjuan Martínez, ha sido nombrado asesor del subsecretario de Defensa, Vicente Salvador Centelles, después de haber sido ascendido de general de brigada a general de división.

El nombramiento aparece en una orden firmada por la ministra de Defensa, Carme Chacón, el pasado 25 de febrero, día en que entró en vigor el cambio, según la orden de la Dirección General de Personal. La orden ha sido publicada el pasado 2 de marzo, dos días después de que se produjera el robo de una treintena de armas en la base.

El nuevo destino del general San Juan coincide con su promoción a general de división, que, a propuesta de la ministra, fue aprobada por el Consejo de Ministros el día 25, en un real decreto que fue firmado por Chacón el 28 de febrero y publicado en el Boletín Oficial del Estado el martes 1 de marzo.

Tras el robo, el jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), general Fulgencio Coll, se reunió con los responsables de la Base de Bótoa para analizar los hechos "al más pequeño detalle" y "en su caso, depurar las responsabilidades a que hubiera lugar", según informaron fuentes del Ministerio de Defensa.

Un día después, el Ejército informó de que el general Coll había apartado de sus funciones al jefe militar encargado de los temas de seguridad de la base. En concreto, se otorgó al coronel jefe de la Unidad de Servicios del cuartel una comisión de servicios para que se dedique "en exclusiva" a colaborar en la investigación que se lleva a cabo para esclarecer el robo.

Además, los componentes de la guardia durante la noche en la que se registró el asalto han dejado de prestar servicio de seguridad hasta que concluya la investigación, con el objetivo de que puedan apoyarla plenamente.

Tras esta decisión, explicaba el Ejército, la responsabilidad en materia de seguridad de la base recae en el teniente coronel que actuaba como segundo jefe de seguridad.