'Génova' citará individualmente a los diputados díscolos cántabros que no quieren que Buruaga sea portavoz parlamentaria

María Dolores de Cospedal, Mariano Rajoy y Fernando Martínez Maillo
EUROPA PRESS
Publicado 12/06/2017 18:45:03CET

La guerra interna en el PP de Cantabria arrancó en el pasado congreso regional, cuando Buruaga ganó a Diego por solo cuatro votos

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El PP convocará de forma individual a los nueve diputados de Cantabria que se niegan a aceptar que la presidenta regional del partido, María José Sáenz de Buruaga, sea la nueva portavoz del Grupo Popular en el Parlamento autonómico, según han informado a Europa Press fuentes de la dirección nacional.

De los 13 diputados autonómicos del PP, nueve de ellos no aceptan la decisión del Comité Ejecutivo regional de sustituir al portavoz parlamentario, Eduardo Van den Eynden. Entre esos diputados figura el expresidente del Gobierno cántabro Ignacio Diego, que perdió por cuarto votos la presidencia del partido en el congreso regional del pasado mes de marzo.

Ante esta situación, 'Génova' va a convocar "en los próximos días" de forma individual a los nueve diputados cántabros díscolos para comunicarles que tienen "obligación" de respetar las decisiones de los órganos internos del partido, como es el Comité Ejecutivo, han indicado las fuentes consultadas.

GUERRA INTERNA ENTRE DIEGO Y BURUAGA

La guerra interna abierta en el PP de Cantabria arrancó en el congreso regional celebrado el 25 de marzo, en el que la hasta entonces secretaria general, María José Sáenz de Buruaga, se impuso por tan solo cuatro votos a Ignacio Diego.

Los afines al expresidente autonómico no aceptaron el resultado, hablaron de presuntas irregularidades y llegaron a solicitar a la dirección nacional la apertura de una investigación, así como la suspensión cautelar de la dirección del PP cántabro que encabeza Buruaga.

La cosa no quedó ahí y el pasado 5 de mayo presentaron una demanda judicial pidiendo directamente la nulidad del congreso regional. La negativa a aceptar el relevo del portavoz parlamentario es un episodio más de una división interna que ya dura casi tres meses.

LLAMADA CONTINUA A LA UNIDAD DESDE 'GÉNOVA'

De hecho, lo ocurrido en Cantabria es puesto de ejemplo continuamente por parte de dirección nacional para apelar a la unidad del partido, ante problemas internos que se están produciendo en otros territorios como la provincia de Valencia (sigue sin fecha para su congreso provincial por la división).

"Hay que supeditarlo todo a la unidad. Esa unidad no es solo cuando votas, sino también después para que no pase como en Cantabria, donde, a pesar de votar sigue habiendo una división", dijo hace unos días el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo.

El responsable de Organización del PP dijo también que la decisión de relevar al portavoz del grupo parlamentario "tiene que ser respetada" y expresó su apoyo a la nueva dirección regional que encabeza María José Sáenz de Buruaga.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies