Gesto pide "resolver la excarcelación de los presos de ETA enfermos" y un acercamiento generalizado, pero no la amnistía

Gesto
EUROPA PRESS
Actualizado 14/04/2012 15:29:53 CET

Creen que la política penitenciaria "no debe ser un instrumento de la política antiterrorista"

BILBAO, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

Gesto por la Paz ha mostrado su rechazo a cualquier tipo de amnistía para con los presos de ETA, aunque ha abogado por "estudiar y resolver" la excarcelación de reclusos con enfermedades graves e incurables y ha reclamado un acercamiento generalizado. Asimismo, ha defendido una revisión de las penas "asociada a evoluciones personales de los presos" y un gran "consenso social en materia penitenciaria.

Con motivo de la presentación del último número de la revista 'Bake hitzak. Palabras de paz' los miembros de Gesto Inés Rodríguez, Fabián Laespada, Itziar Aizpuru e Isabel Urquijo han defendido que los procesos de reinserción deben darse basados en el "reconocimiento del daño causado y no en el perdón" y han remarcado que las víctimas no deben tener un especial protagonismo en la aplicación de la política penitenciaria.

Gesto, que ha señalado que la política penitenciaria se ha aplicado de forma generalizada, no individualizada "como debe ser", ha defendido que este modelo supeditado a la política antiterrorista "debería replantearse".

Tras recordar que los presos "siguen siendo una parte muy importante de ETA", Inés Rodríguez ha defendido que la política penitenciaria se defina "desde el consenso" evitando posibles polémicas de "casos particulares". En esta línea, ha recordado que "no se trata de inventar cosas nuevas, ni utilizar nada como moneda de cambio, ni de copiar recetas seguidas en otros escenarios diferentes".

"La paz y nuestra propia convivencia dependerán de que se produzca un proceso de deslegitimación de la violencia y de que se respete el sufrimiento de las víctimas", han expresado.

Asimismo, tras considerar que los delitos de terrorismo no pueden ser tratados de forma excepcional respecto a otro tipo de delitos, han defendido que la política penitenciaria no debe ser "un instrumento de la política antiterrorista".

"Los presos son sobre todo personas cuyo futuro depende de su evolución personal ante el delito cometido y ante sus víctimas", han subrayado. En esta línea, han defendido que no se añada "sufrimiento injustificado al sufrimiento de las penas impuestas" y han abogado por "estudiar y resolver la excarcelación de aquellos presos que sufren enfermedades graves e incurables", así como por "acercarlos a su lugar de residencia de forma generalizada".

Por lo que respecta a la reinserción de los condenados, Gesto ha defendido que ésta se logra reconociendo el mal causado y renunciando a los métodos utilizados. "Esta forma de entender la política penitenciaria nos parece más positiva y justa que los procesos asociados exclusivamente al cumplimiento de la condena por medio del paso del tiempo", han manifestado.

A su juicio, si sólo se espera al cumplimiento temporal de las penas se pueden dar situaciones en que las personas alcancen la libertad manteniendo una situación de justificación y exaltación de los delitos cometidos.

RECONOCIMIENTO, NO PERDÓN

"Nos inclinamos a favor del concepto reconocimiento del daño causado a las víctimas y no del perdón porque la asunción del daño causado no requiere nada de las víctimas", han indicado para añadir que "la deslegitimación de la violencia es la mejor garantía para lograr una reconstrucción de la convivencia en que las víctimas sean reconocidas".

Asimismo, han rechazado que las víctimas tengan un especial protagonismo en la aplicación concreta de la política penitenciaria que regula los procesos de reinserción.

Gesto ha rechazado también cualquier propuesta de amnistía o revisión del cumplimiento de penas que no se base en la evolución del posicionamiento individualizado del preso respecto al delito. Además, han considerado que en este momento el mayor impedimento para una revisión del cumplimiento de las penas lo ejerce "la propia ETA y su entorno" que mantiene su disciplina en las prisiones, impidiendo el acceso individualizado a los beneficios penitenciarios.

Preguntados por la reciente sentencia del tribunal Constitucional respecto a la 'doctrina Parot', Itziar Aizpuru ha señalado que se trata de una interpretación "controvertida judicialmente" y ha señalado que este debate "no es tan prioritario en cuanto se trata de discutir cual es la contabilización de los cumplimientos de penas de manera temporal ya que nosotros apostamos por una revisión de penas asociada a evoluciones personales de los presos".