"La globalización no debe suponer un arrasamiento de culturas", afirma el ex presidente uruguallo Sanguinetti

 

"La globalización no debe suponer un arrasamiento de culturas", afirma el ex presidente uruguallo Sanguinetti

Actualizado 24/07/2006 16:33:22 CET

SANTANDER, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente de Uruguay Julio Sanguinetti consideró hoy en Santander que "la globalización no debe suponer un arrasamiento de culturas" y, en este contexto, apuntó que "hablar de Iberoamérica como un fenómeno político no tiene ningún sentido" si no es por su dimensión cultural, y aseguró que este espacio "es el resultado de un pacto político".

"(Iberoamérica) es nuestra historia, es un proceso de 500 años de una civilización que ha ido desarrollando culturas particulares y que hoy se configura como una entidad propia", dijo.

En rueda de prensa, Sanguinetti, quien participó en el seminario 'Hacia un nuevo modelo de cooperación cultural iberoamericana' que se celebra estos días en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), resaltó que en la actualidad América Latina "vive un momento de euforia", como consecuencia del "afianzamiento" de la Democracia y de la "bonanza económica".

Sin embargo, alertó de que "el gran interrogante" es "cuánto durará" esa "bonanza" y "cuánto la podremos aprovechar", ya que esta situación permite "sustentar un desarrollo cultural equilibrado y sostenido", explicó.

COOPERACIÓN CULTURAL

El director general de Relaciones Culturales y Cooperación del Ministerio de Asuntos Exteriores, Alfons Martinell, destacó que la cooperación cultural constituye una "herramienta imprescindible" de la política exterior y de las relaciones internacionales. En este sentido, aseguró que en la actualidad se está atravesando "un momento importante" de "concretar" y "profundizar" en "la nueva diplomacia cultural" que a sus ojos "es necesaria hoy día".

En lo que se refiere a Iberoamérica, recalcó que se está dando "una ocasión única" de "buscar nuevos instrumentos más activos de cooperación cultural". De este modo, abogó por "pasar de la cooperación a la coproducción" y "hacer cosas juntos".

"Tenemos la cultura iberoamericana dentro de España, y tenemos ciudadanos latinoamericanos que están dentro de España y que están influyendo en la propia cultura española", apostilló Martinell a este respecto.

'CULTURA ES DESARROLLO'

Asimismo, este representante del Ministerio de Exteriores recalcó que "la cultura también es desarrollo" de modo que "aporta bienestar y crecimiento económico", aunque lamentó que "es un potencial que muchas veces los países no saben aprovechar adecuadamente".

Como consecuencia, abogó por que "los pueblos se sirvan de todo su potencial cultural", y subrayó que en la actualidad las políticas de exteriores "tienen que estar más atentas a las realidades de los países con los que interactúan" ya que, a sus ojos, "muchos de los conflictos que surgen tienen una faceta cultural".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies