El Gobierno abrirá el jueves con el PSOE los contactos con los grupos para hablar de regeneración

 

El Gobierno abrirá el jueves con el PSOE los contactos con los grupos para hablar de regeneración

José Luis Ayllón Hablando Con Soraya Sáenz De Santamaría
EUROPA PRESS
Actualizado 05/07/2015 13:07:18 CET

PSOE, Izquierda Plural, PNV y la mayor parte del Grupo Mixto rechazan incluir en la agenda la reforma sobre la elección de alcaldes

MADRID, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno tiene previsto arrancar el próximo jueves con el PSOE la ronda de reuniones que quiere mantener con todos los grupos parlamentarios para dialogar sobre el paquete de medidas de regeneración democrática que quiere impulsar y tener aprobadas en los próximos dos meses, según han informado a Europa Press fuentes del Ejecutivo.

El encargado de mantener los encuentros con el resto de formaciones políticas será el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, quien las semana pasada ya avanzó que su intención de recibir en primer lugar al primer partido de la oposición.

Su interlocutor será el nuevo portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Antonio Hernando, con quien ha sido imposible cerrar una cita antes del jueves, pese a que la intención inicial del Ejecutivo era abrir los contactos este mismo lunes o más tardar el martes. Las entrevistas con los portavoces del resto de grupos se prolongarán hasta la siguiente semana.

La pasada semana, Ayllón ya pidió que nadie dijera "no" antes de escuchar las propuestas del Ejecutivo, entre las que los 'populares' han incluido su idea de cambiar la ley electoral en víspera de las municipales de 2015 para que el candidato local más votado sea quien gobierne el ayuntamiento.

EN SU PROPIO BENEFICIO

La mayoría de la oposición ha expresado su oposición a esta iniciativa, especialmente por el hecho de que el Gobierno la planteé a nueve meses de los comicios locales y porque creen que los 'populares' la promueven para salvar ayuntamientos que temen perder si se alían otras fuerzas políticas.

Desde el PSOE no han cerrado la puerta a estudiar una eventual reforma después de las elecciones previstas para mayo de 2015, pero ya han dejado claro su rechazo a cambiar la ley antes: "No nos vamos a entender, es imposible, es una trampa de libro", ha dicho este lunes en una entrevista en 'Los Desayunos de TVE' recogida por Europa Press el secretario de Organización socialista, César Luena.

También desde la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) han avanzado que no suscribirán ningún pacto global en materia de anticorrupción con el PP que suponga una "ley de punto final" sobre todo lo que ha pasado hasta ahora y subrayan su negativa a negociar sobre la reforma relativa a los alcaldes, que consideran "un golpe" a la democracia municipal.

UPyD PIDE SEGUNDA VUELTA Y CiU QUIERE HABLAR

Desde UPyD, formación partidaria de la elección directa de los alcaldes con una segunda vuelta, su líder, Rosa Díez, ha garantizado que no pondrán como "disculpa" que no les gustan otras leyes para hablar con el Gobierno y ha afirmado que están deseando escuchar sus propuestas y aportar las propias. "Si hay acuerdos sobre algunos temas, los defenderemos si son buenos y, si no nos parecen positivos diremos, que no", anticipa la responsable magenta.

Los nacionalistas de CiU también aprecian cierto interés electoralista en la propuesta del PP, pero no cierran la puerta a hablar de este tema con los 'populares' y también quieren hacerlo con los socialistas.

Por contra, se muestran más beligerantes con la reforma el PNV y la mayoría de las formaciones que integran el Grupo Mixto. De hecho, tanto el BNG como Compromís han supeditado cualquier acuerdo con el PP a que dejen fuera de la agenda este asunto.

"Si antes de la primera reunión tenemos que retirar propuestas no sería legítimo. Empecemos a hablar, hay unos textos legales sobre los que empezar a dialogar. Decir no sin escuchar las propuestas no me parece razonable", indicó Ayllón la semana pasada.

TEXTOS PRESENTADOS EN MARZO

Esos textos legales son la regulación del alto cargo de la administración general del Estado y la reforma de la financiación de partidos, en los que podrían introducirse enmiendas con las nuevas propuestas que se acuerden, aunque cabría también presentar iniciativas independientes. El Gobierno, como precisó el presidente, Mariano Rajoy, no quiere que el debate se prolongue más allá de dos meses, es decir, contar con textos aprobados para fin de año.

Además, Ayllón recordó que el pasado mes de marzo, a raíz de la presentación de estos dos proyectos de ley, el Gobierno y los grupos del Congreso abrieron la posibilidad de introducir más asuntos, también en la reforma del Código Penal que están tramitando las Cortes. "Se decidió que todos pudieran incorporar el debate de otras cuestiones. Se habló ya del cambio en ley electoral, de la reducción de gastos electorales, de aforados, etc", señaló Ayllón.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies