El Gobierno aragonés destinó 176.600 euros a la presentación oficial de Gran Scala en la Sala de La Corona

Actualizado 19/05/2008 16:57:14 CET

El vicepresidente Biel reconoce que el Ejecutivo tendría que haber sido "más fino" en la información sobre este proyecto a las Cortes

ZARAGOZA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel, manifestó hoy que el acto oficial de presentación del macroproyecto de ocio y juego Gran Scala en los Monegros, promovido por International Leisure Development (ILD), celebrado el 12 de diciembre, en la Sala de la Corona del Edificio Pignatelli de Zaragoza --sede del Ejecutivo aragonés--, tuvo un coste de 176.600 euros.

"Es el acto de promoción más importante que se ha hecho" en Aragón, con la presencia de 30 televisiones y muchos otros medios de comunicación, reconoció Biel en una comparecencia ante la Comisión Institucional de las Cortes autonómicas solicitada por el grupo parlamentario del Partido Popular y la agrupación parlamentaria de Izquierda Unida.

El vicepresidente aragonés informó de que el proyecto de Gran Scala estuvo "en el frigorífico durante meses" y "no lo usamos en la campaña electoral" de las municipales y autonómicas, en mayo de 2007. Cuando pasó la campaña y se constituyó el nuevo Gobierno de Aragón "se vio la posibilidad de ponerlo en marcha, tras una serie de reuniones", dijo.

Biel defendió el proyecto, que calificó de "totalmente limpio" y reiteró el interés del Ejecutivo aragonés por que se realice. Por eso, el Gobierno "no va hacer nada que haga difícil su implantación" y "no va a decir nada que pueda dificultar su puesta en marcha".

El vicepresidente se refirió a varios pasos positivos que ha dado el proyecto, como la adquisición de unas oficinas en Pla-Za por parte de ILD, la constitución ante notario de la sociedad ILD España S.A. y la contratación de consultores de comunicación y jurídicos.

También, la ampliación del capital hasta los 40 millones de euros que se está tramitando y tendrá lugar antes del 31 de mayo, "de los cuáles 20 millones se destinará para la adquisición de los terrenos". Sobre la compra estos últimos, Biel señaló que no podía decir "cuándo estará", pero comentó que hay "dos sitios predeterminados", tras descartar "cinco o seis" y señaló que cuando se produzca el proyecto "sea una realidad".

Por el contrario, si no se compra, "no habrá proyecto". Al respecto, comentó si sale adelante "habrá un antes y un después" en la comunidad autónoma, que está "por encima de todo lo demás, de las vanidades y de los curriculum", y si no sale será "malo para Aragón", aunque "al Gobierno no le habrá costado nada, ni ha comprometido a nada, ni un euros, salvo las gestiones y la presentación del proyecto".

NO HABRÁ ESPECULACIÓN.

Biel recordó que la adquisición del suelo por parte los promotores "no le va a costar un euro" al Gobierno aragonés y subrayó que "en este proyecto no ha habido ninguna especulación" porque "los terrenos se van a comprar sólo para poner Gran Scala".

Además, "no ha habido intermediarios y, si ha habido intentos, han fracasado". "Sólo el Gobierno está haciendo gestiones", "las justas y precisas, ni una más, ni una menos", subrayó Biel, "sin compromisos firmes que comprometan al Gobierno" hasta que no se compre el suelo.

Tampoco "ha habido ningún tipo de oferta que tengan que ver con el urbanismo", agregó, al tiempo que informó de que existe un grupo de trabajo en el seno del Ejecutivo aragonés que se reúne cada 15 días, formado por directores generales y miembros del Gobierno de las áreas competenciales relacionadas con el proyecto.

Además, Biel anunció que si sale adelante el proyecto se elaborará una ley específica que regule los centros de ocio de alta capacidad.

MAYOR INFORMACIÓN.

El vicepresidente aragonés reconoció el Gobierno tendría que haber sido "más fino" en la información sobre este proyecto a los grupos parlamentarios de las Cortes autonómicas y por eso se comprometió a mejorarla a partir de ahora.

Concretamente, le indicó al Partido Popular que abrirá una "línea especial", "informal", para que colaboren con que el proyecto salga adelante, algo que deseó que también hicieran el resto de grupos e IU, aunque "respeto su posición" de rechazo, comentó.

CADA VEZ MÁS DUDAS.

El portavoz del PP, Antonio Suárez, criticó a Biel porque "se comprometió a tener informada a la oposición, pero usted no ha informado de nada", a pesar de que "los acontecimientos hacen que cada vez tengamos más dudas". El diputado se interesó por si el proyecto había partido en su origen "de alguien ajeno al Gobierno" y "vinculado al mundo del espionaje".

También, por el conocimiento del Ejecutivo sobre la trayectoria de algunos de los promotores de ILD y por los cambios legislativos que planea el Ejecutivo para favorecer el proyecto. Asimismo, pidió a Biel que reiterara su compromiso de que este proyecto "no le va a costar ni un duro al Gobierno".

El portavoz de IU, Adolfo Barrena, recordó que este proyecto no cuenta con el apoyo de su formación, pero quiso conocer "qué hay detrás, cuáles son compromisos del Gobierno de Aragón y qué consecuencias va a tener", dentro de su responsabilidad de control, porque "dudamos mucho de que haya un proyecto serio".

En su opinión, el Ejecutivo aragonés está quedando "en muy mal lugar" y por eso pidió "garantías" y saber cuánto van a costar las infraestructuras, el suministro eléctrico y otros servicios públicos que serán necesarios si sale adelante, además de criticar la intención "de cambiar los requerimientos legales en función de unos requerimientos privados". Finalmente, comentó que con los 176.600 euros se podían haber construido tres escuelas infantiles.

El portavoz de CHA, Chesús Bernal, opinó que este proyecto "está tocado y no se corresponde con el modelo de desarrollo que necesita Aragón". Además, el papel del Gobierno autonómico ha sido "muy cuestionable" y "reprobable" cuando "hace una presentación por todo lo lado" de un proyecto sobre el que "no hay datos fiables".

Por su parte, el portavoz del PSOE, Carlos Tomás, estimó que "es normal que un proyecto de esta magnitud" genere algunas incógnitas, "pero cuando se hayan despejado", algo a lo que ha contribuido hoy Biel, señaló, "se serán la importancia del proyecto y su viabilidad". Finalmente, el portavoz del PAR, Javier Allué, felicitó al vicepresidente por todos los pasos datos hasta el momento con un proyecto que "es bueno para Aragón".