El Gobierno asegura que más de 250 insurgentes afganos han entregado las armas y se han acogido a un plan de reinserción

 

El Gobierno asegura que más de 250 insurgentes afganos han entregado las armas y se han acogido a un plan de reinserción

Actualizado 14/12/2011 14:47:07 CET

Entre ellos, a los que España ofrecerá ayuda hasta que se reintegren en el mercado laboral, se encuentra uno de los jefes más buscados

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

Más de 250 insurgentes afganos han entregado este miércoles las armas y se han acogido a un Programa de Reinserción del Gobierno del país en la provincia de Badghis, en un acto celebrado en las instalaciones de la antigua base del contingente español en Qala-i-Naw, según ha informado el Ministerio de Defensa.

Acogiéndose a un programa de paz del Gobierno de Afganistán, al que España asesora y apoya, más de 250 insurgentes han decidido reinsertarse gracias a este plan que permite facilitar el abandono de las armas apoyando su nueva integración en la sociedad afgana.

Los reinsertados pertenecen a quince grupos de insurgentes procedentes de diferentes puntos de la provincia de Badghis, que han decidido abandonar la lucha contra el Gobierno de Afganistán y las fuerzas de ISAF y entregar sus armas.

Los distintos grupos, liderados por sus jefes, han llegado a la ciudad de Qala-i-Naw procedentes de las áreas de Qadesh-Khordak, Golchin, Nakcherestán, Piwart, Gonbad, Kheir Khaneh, Hoze-zuri, Darr-e Bum y Arman. Entre los insurgentes reinsertados se encuentra Mohammed Yusef Hajji, uno de los jefes más buscados por las autoridades afganas.

En el acto han estado presentes el jefe del PRT español, coronel Félix Eugenio García Cortijo, y el gobernador Provincial, Jam Arman, entre otras autoridades nacionales y locales.

Tras entregar su armamento y firmar las actas por la que se han comprometido a abandonar la lucha armada, el gobernador Arman les ha dado la bienvenida a la comunidad y su enhorabuena por su valiente decisión de abandono de las armas.

España ofrece ayuda de primera necesidad a cada insurgente que deja sus armas. Esta ayuda, aún más valiosa en una de las provincias más pobres de Afganistán, les ayudará a los ex combatientes a pasar este duro invierno hasta que, dentro del programa de reinserción, aprendan un oficio y se reintegren en el mercado laboral.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies