El Gobierno balear extrema vigilancia sobre humedales y explotaciones avícolas tras detectarse gripe aviar en Italia

 

El Gobierno balear extrema vigilancia sobre humedales y explotaciones avícolas tras detectarse gripe aviar en Italia

Actualizado 15/02/2006 14:11:00 CET

PALMA DE MALLORCA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Govern incrementará la vigilancia en los humedales y explotaciones avícolas para prevenir la aparición de aves infectadas por gripe aviar, ante los recientes casos detectados en Italia y Grecia, si bien no se ampliarán las zonas consideradas de alto riesgo ni las restricciones que ya se mantienen actualmente.

Así lo acordó hoy la Comisión Mixta sobre la Gripe Aviar integrada por responsables de las Consellerias de Agricultura y Pesca, Salud y Consumo y Medio Ambiente tras la reunión que, como cada miércoles, celebraron para seguir la actualidad de este asunto así como la evolución de las labores realizadas para prevenir su llegada a Baleares.

El director general de Salud Pública, Antoni Pellicer, descartó que los recientes casos detectados en Italia puedan afectar a Baleares, dado que consideró que se trata de situaciones "atípicas" debidas al intenso frío de este invierno en Rusia. En este sentido, manifestó que los técnicos del Govern aseguran que la especie afectada, una variedad de cisne, "nunca" ha llegado a nuestra Comunidad Autónoma.

Por otro lado, el director general de Agricultura, Joan Carles Torrens, explicó las medidas que la Comisión prevé adoptar en caso de que las analíticas detecten aves infectadas por el virus H5N1 (o que ofrezcan dudas razonables al respecto), o bien, en caso de que se encuentren aves muertas que resulten sospechosas de estar infectadas.

En primer lugar, según explicó Torrens, se establecerá una zona de tres kilómetros de radio a partir del foco inicial en la que la restricción será máxima y se inmovilizarán las aves, así como cualquier actividad cinegética, ferial o comercial que implique a estos animales.

Además, se establecerá una segunda zona inmediatamente posterior a ésta, pero con un radio de 10 kilómetros, en la que se adoptarán medidas menos restrictivas y en la que sólo se permitirá el traslado de aves dentro del área, nunca hacia fuera.

RETORNO DE LA MIGRACIÓN.

Para el director general de Caza, Protección de Especies y Educación Ambiental, Antonio Gómez, el momento de mayor riesgo se producirá entre abril y mayo, cuando se producirá el retorno de las especies migratorias, que ahora se encuentran en África, donde podrían infectarse de gripe aviar y traerla a Baleares en su viaje de retorno a Europa.

Sin embargo, Gómez apuntó que las aves migratorias, que ahora se encuentran en África Central, deben cruzar el desierto del Sahara antes de llegar al Mediterráneo, por lo que consideró muy poco probable que los animales infectados lleguen a las islas, puesto que morirían mucho antes a consecuencia de la enfermedad. En cambio, los animales portadores de la misma (pero que no la sufren), las anátidas, sí podrían alcanzar el archipiélago.

En total, hasta la fecha se han obtenido los resultados de 266 análisis de aves de corral y salvajes de todas las islas, que fueron declarados negativos, pero aún se espera la llegada de los resultados de otras 22 muestras.

El Govern insiste en que la gripe aviar no supone un problema en las islas, al no haberse detectado ningún caso, ya que se trata de una enfermedad que por ahora sólo se contagia entre aves y no entre personas y que los productos elaborados a partir de aves ofrecen plenas garantías para los consumidores de las islas.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies