El Gobierno de Canarias reclama al Estado mayor control para frenar la llegada de irregulares a las islas

Actualizado 25/01/2006 16:47:50 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 25 Ene. (EP/IP) -

La consejera de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias, Marisa Zamora, reclamó hoy al Estado un mayor compromiso para frenar la llegada de inmigrantes irregulares a las islas.

Para la consejera, la reflexión a la que invita el debate de la regularización de los inmigrantes es que todos los procesos de regularización tienen un efecto llamada, "lo haga el PP o el PSOE, aunque éste último cuenta con un contrato bajo el brazo", dijo en su favor.

Marisa Zamora insistió en reivindicar al Estado un mayor control en la llegada de inmigrantes irregulares, quienes entran a las islas mayoritariamente por puertos y aeropuertos, y recordó que al año entran un total de 50.000 personas en Canarias con la idea de fijar su residencia, lo que es síntoma de que la creación de empleo en las islas está por encima de la media nacional, aunque no los puede absorber a todos, lo que hace necesario mecanismos de control que hagan frente al incremento poblacional.

El diputado del grupo parlamentario popular, Fernando Toribio, pidió al Gobierno de Canarias compromiso ante este problema y no utilizar el fenómeno de la inmigración para distraer la atención de su política de apoyo a la regularización masiva del PSOE y que ha dado origen a las mafias, "mientras se blinda el Estrecho y se deja la puerta abierta de Canarias".

Toribio criticó también el grupo de trabajo mixto Canarias-Estado para analizar la situación demográfica del archipiélago, ya que si bien se constituyó formalmente antes de verano, "aún no ha sacado ninguna conclusión". En este sentido, exigió al Gobierno en minoría de CC que deje de apoyar la política socialista "de papeles para todos" y reclame los 100 millones de euros del Plan de Inmigración que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "ha olvidado incluir en los Presupuestos Generales de este año".