Gobierno de Canarias respeta la sentencia del TSJ sobre las gemelas pero recuerda que la separación se produjo en 1973

Actualizado 29/12/2009 17:01:07 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Canarias ha asegurado hoy que respeta la sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) en la que se obliga al Ejecutivo canario a pagar 900.000 euros por separar al nacer a unas gemelas en el Hospital de El Pino (Gran Canaria) y recordó que este hecho se produjo en 1973, cuando España todavía se encontraba en la dictadura de Franco.

Así lo manifestó hoy el portavoz del Ejecutivo autonómico, Martín Marrero, en una rueda de prensa en la que trasladó a los medios de comunicación todos los asuntos aprobados durante la sesión del último Consejo de Gobierno de 2009.

"El Gobierno de Canarias respeta la decisión judicial, eso sí situando cronológicamente cuando se produjeron esos hechos", indicó Marrero quien destacó que la separación de las gemelas se produjo "en el año 1973, en una etapa enclavada económicamente en el anterior régimen donde éste hecho era competencia del Sistema Nacional de Salud".

No obstante, aseguró que el Ejecutivo regional está estudiando la sentencia con los servicios jurídicos de la Comunidad Autónoma.