El Gobierno catalán asegura que la ley ómnibus garantiza la asistencia sanitaria universal

El Portavoz Del Govern, Francesc Homs
EUROPA PRESS
Actualizado 05/07/2011 18:17:02 CET

Recalca que sólo se cobrará a los extranjeros que vengan a hacer "turismo sanitario"

BARCELONA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno catalán ha asegurado este martes que los tres proyectos de ley con los que ha fragmentado la ley ómnibus garantizan la asistencia sanitaria universal, y sólo se cobrará a los extranjeros que vengan a hacer "turismo sanitario".

En la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, el portavoz del Ejecutivo catalán, Francesc Homs, ha recalcado que los inmigrantes que vengan a trabajar a Catalunya tienen la sanidad garantizada, y que sólo se hará pagar a los que vienen expresamente para operarse aprovechándose de que no se les cobra.

"No tiene sentido que la gente con recursos económicos de otros lugares del mundo venga a operarse aquí. Se tiene que dotar a los centros de instrumentos legales para que se les pueda cobrar. En las otras circunstancias todo queda igual", ha aseverado.

Homs ha admitido que el Gobierno catalán ha modificado el redactado inicial de la ley en este punto ya que podía resultar "equívoca y dar pie a pensar que se vulneraban derechos fundamentales" en el ámbito de la atención sanitaria.

En este sentido, ha asegurado que en las conversaciones que el Gobierno catalán ha mantenido con los tres principales partidos que se han abierto a negociar el texto, PSC, PP y ERC, éstos no han opuesto "resistencia" a esta cuestión.

Asimismo, ha anunciado que el texto inicial también se ha modificado para "suprimir" el redactado que abría la puerta a que los centros públicos del Institut Català de la Salut (ICS) pudieran alquilar sus instalaciones a la sanidad privada.

ACCESO MOTORIZADO

El Gobierno catalán también modificará la ley ómnibus en los aspectos relativos al aceso motorizado a los caminos rurales, y Homs ha precisado que el propietario de los terrenos tendrá un "peso importante" a la hora de facilitar los permisos.

Tras su periodo de exposición pública, el texto ha recibido 3.000 alegaciones que han sido tratadas por las asesorías jurídicas de todos los departamentos y también por parte del servicio jurídico de la Generalitat.

En consecuencia, el Gobierno catalán ha modificado algunos ámbitos, a parte del sanitario, como el cultural y el comercial, entre otros.

En cultura, finalmente se ha mantenido la personalidad jurídica al CONCA y al Institut de Lletres Catalanes, y la Biblioteca de Catalunya se mantiene como organismo autónomo.