El Gobierno catalán y una nieta de Companys pedirán hoy al Gobierno la reparación de la figura del ex presidente

Actualizado 13/10/2008 9:18:32 CET

BARCELONA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

El conseller catalán de Interior, Relaciones Institucionales y Participación, Joan Saura, pedirá hoy en el Ministerio de Justicia --junto a la nieta del ex presidente de la Generalitat Lluís Companys-- una Declaración de reparación y reconocimiento personal del ex dirigente catalán, fusilado el 15 de octubre de 1940 tras ser condenado por un consejo de guerra franquista.

La petición, prevista en la Ley de Memoria Histórica, debería concederse --según explicó hoy Saura-- "de forma muy rápida", porque no se trata de un tema que requiera estudio, sino de un tema "clarísimo". "El juicio, la sentencia y el fusilamiento de Lluís Companys fue un asesinato sin ningún tipo de garantías democráticas", sentenció.

El conseller se reunió ayer en el Palau de la Generalitat con la nieta de Companys, Maria Lluïsa Gally, para presentar conjuntamente la petición. Saura destacó que sería la primera vez que el Gobierno central haga un documento de este tipo y aseguró que, una vez se haya obtenido, se iniciará la segunda fase del proceso "para conseguir la nulidad del juicio al ex presidente".

La solicitud incluirá una carta firmada por Gally en la que se explica que Companys "fue fusilado por el hecho de ostentar la máxima representación institucional de la Generalitat" y después de un consejo de guerra en el que se incurrió "en graves irregularidades de forma y fondo".

La misiva de Gally --que ayer afirmó que el trámite es "totalmente necesario" en recuerdo de su madre y del sufrimiento de toda la familia-- pide el rechazo y condena oficial del consejo de guerra y la proclamación pública y solemne, por parte del Estado, del reconocimiento y restitución de la plena dignidad del "único presidente democráticamente elegido que fue ejecutado por el fascismo".

CRÍTICAS DE ERC

Hace pocos días, el diputado de ERC en el Congreso Joan Tardà afirmó que Saura "pasa por delante de los principios y objetivos defendidos desde siempre por el antifascismo y el catalanismo político" de no renunciar a conseguir directamente la anulación de las sentencias de los consejos de guerra.

Tardà reprochó a Saura que no se pare "ante nada", y que pase "por encima" de la voluntad expresada por las víctimas y sus descendientes de no aceptar "reparaciones simbólicas" del Estado si antes no hay la voluntad de proceder a la anulación de las sentencias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies