El Gobierno está dispuesto a más reuniones discretas con Puigdemont

 

El Gobierno está dispuesto a más reuniones discretas con Puigdemont

Íñigo Méndez de Vigo tras la reunión del Consejo de Ministros
EUROPA PRESS
Actualizado 24/02/2017 15:20:24 CET

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Rajoy y Puigdemont se vieron en Moncloa el pasado 11 de enero

El Gobierno ha insistido este viernes en que el diálogo con la Generalitat y la sociedad civil catalana "no tiene fecha de caducidad", pero ha señalado que esa "mano tendida" es para hablar de los problemas que afectan a los ciudadanos y "siempre dentro de la ley". Además, está dispuesto a mantener más reuniones secretas o discretas con el presidente catalán, Carles Puigdemont, han indicado fuentes de Moncloa.

En el Ejecutivo son conscientes de que no tiene sentido en este momento fijar una entrevista pública entre Mariano Rajoy y Carles Puigdemont para no encontrar ningún punto de encuentro, "salir a bofetadas" y crear frustración en los ciudadanos, han indicado las mismas fuentes consultadas, que apuestan más por explorar esa vía discreta para ver si hay posibilidad de acercar posturas.

Rajoy y Puigdemont ya celebraron una entrevista 'secreta' en el Palacio de la Moncloa el pasado 11 de enero de la que no se había tenido conocimiento hasta ahora, más de un mes después. Sin embargo, ninguna de las dos partes ha querido entrar a confirmar o desmentir el citado encuentro.

LA OPERACIÓN DIÁLOGO

Este viernes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, ha señalado que el diálogo "no tiene fecha de caducidad" y ha añadido que la "única operación" que han puesto en marcha es "la operación diálogo", con la que van a "continuar".

"Esa mano tendida y esa voluntad de diálogo del Gobierno se mantiene y ésa es la única operación en la que estamos. Dialogar, dialogar con la sociedad catalana y ver de qué manera podemos resolver los problemas que afectan a la cotidianeidad de sus vidas", ha reiterado.

Dicho esto, el portavoz del Gobierno ha reconocido que para ese diálogo con Cataluña tenga éxito, "cuánto menos ruido y menos presión haya, mejor". A su entender, es "bueno" que se hable sin "la presión mediática de tener que salir luego a contar qué ha pasado".

Eso sí, ha dejado claro que el Gobierno no va a hablar de un referéndum que es "ilegal" y va "contra la Constitución", por lo que ha ceñido ese diálogo a "los problemas que afectan a los ciudadanos y a su vida cotidiana". "Estamos dispuestos a hablar sobre ellos y siempre dentro de la ley", ha recalcado.

Méndez de Vigo ha señalado que "muchas veces" en las negociaciones hay "lo que se llama la exploración". "Por eso, el mensaje que envío a lo catalanes es que el Gobierno no pone caducidad al diálogo y quiere tratar de los temas que de verdad importan a los catalanes. Eso es a lo que se refiere el Gobierno una y otra vez y quiere trasladar al conjunto de la ciudadanía", ha subrayado.

DIALOGO SOBRE LOS PRESUPUESTOS GENERALES

Al ser preguntado si también contará con PDeCAT para llegar a un acuerdo sobre los Presupuestos Generales del Estado, Méndez de Vigo ha señalado que no hay que "excluir en principio a nadie" de esa negociación y ha recordado la "tradición pactista" de la antigua Convergencia, que ha apoyado en el pasado tanto cuentas públicas de "signo popular como socialista". "El Gobierno está abierto al dialogo con todo el mundo", ha abundado.

Finalmente, ha señalado que el Ejecutivo tiene "obligación" de hablar con todos para llevar a "buen puerto" el proyecto de Presupuestos. A su entender, unos PGE "resuelven los problemas de los ciudadanos" en muchos asuntos y ha confiado en que se logre un "consenso a favor" de los mismos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies