El Gobierno implica a empresas y científicos para garantizar la "protección necesaria" frente al bioterrorismo

Publicado 17/09/2017 11:32:48CET

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno dispone de una amplia estrategia para prevenir el bioterrorismo ante una supuesta amenaza contra la salud pública que incluye medidas de sensibilización del sector empresarial y de las instituciones científicas y académicas.

Combatir la proliferación del bioterrorismo es uno de los objetivos de la Estrategia de Seguridad Nacional, en la que están implicados las unidades TEDAX/NRBQ tanto de la Policía Nacional como de la Guardia Civil, al objeto de prevenir o minimizar los daños que pudiera ocasionar una liberación o diseminación ambiental de algún componente nuclear, radiológico, biológico o químico.

En una respuesta parlamentaria por escrito, el Gobierno asegura que "se dispone de la protección necesaria y los equipos de primera respuesta en caso de un ataque con agentes patógenos mortales como ántrax o viruela".

"Ante una supuesta amenaza concreta contra la salud pública", apostilla, "se pondrá en marcha un grupo de trabajo que conjugue la visión médica del Servicio de Asistencia Sanitaria con la operativa de las unidades llamadas a intervenir en los escenarios de riesgo". Según el Gobierno, para ello se cuenta con el "material oportuno y necesario".

Ante la multiplicación de las amenazas explícitas de grupos terroristas como Daesh o Al Qaeda, los equipos TEDAX están obligados a estar "permanentemente actualizados en el conocimiento de las sustancias riesgosas, así como en los métodos y medios que las hagan susceptibles de una utilización maliciosa".

España participa en numerosos foros como el Plan de Acción de la UE o el Bio Secutrity Subworking Group (BSWG), además de grupos de trabajo en el G7. También dispone del Grupo Interministerial para las Armas Biológicas y Toxínicas (GRUPABI) y ha creado la Red de Alerta de Laboratorios Biólogicos (RELAB). Estas medidas, junto a otras de la Unión Europea, mejoran la seguridad sanitaria frente al bioterrorismo y contribuyen al control y la mitigación de amenazas potenciales.

MINIMIZAR DAÑOS

En el contexto de las recomendaciones europeas, la prioridad ante un ataque biológico sería la de minimizar daños, principalmente personales, que pudiera ocasionar cualquier tipo de liberación o diseminación ambiental de algún componente NRBQ, proporcionando la vía de acceso y la adecuada extracción de los restos y evidencias para la autoridad judicial.

En el ámbito internacional, los TEDAX de la Policía Nacional tienen representación y participación en el Equipo Policial de Apoyo (EPA), de acuerdo a una instrucción de 2006 de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior. La Guardia Civil, por su parte, dispone de un Sistema de Defensa NRBQ que aporta al Cuerpo "capacidades únicas de las que pocas fuerzas policiales están dotadas en el ámbito internacional".

"Sigularmente", explica el Gobierno, "dispone de agentes con distintos niveles de formación distribuidos por toda la geografía nacional convenientemente dotados del equipo necesario para intervenir ante una emergencia de dicha naturaleza".

Diferentes instituciones del ámbito civil y militar están implicadas en la formación de los agentes que integran las unidades TEDAX, destacando la Escuela Nacional de Defensa NBQ del Ejército de Tierra, el Regimiento NBQ de Valencia, la Unidad Militar de Emergencias, el Instituto Tecnológico de La Marañosa o el Consejo de Seguridad Nuclear.

De esta forma, se asegura que los efectivos disponen de una "actualización permanente anual acorde a las necesidades que surjan".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies