El Gobierno insiste en que aforamiento no es impunidad

230901.1.644.368.20140627151919
Vídeo de la noticia
Actualizado 27/06/2014 17:32:15 CET

Pide a los partidos que se oponen que expliquen por qué creen que unos tienen más derecho a disfrutar de este estatus que otros

   MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha insistido este viernes en que aforar al Rey don Juan Carlos no conlleva "impunidad" ante la Justicia, al tiempo que ha reprochado que los partidos que han decidido no apoyar esta medida mediante la abstención o su voto en contra y cuyos miembros sí están aforados cuestionen este estatus para el antiguo monarca.

   "Estamos hablando de aforamiento, que no es impunidad. No estamos diciendo que una persona aforada no vaya a ser juzgada o no vaya a ser responsable en la vía penal o civil. La inviolabilidad solo es del Rey y el resto estamos aforados pero somos absolutamente responsables de todos nuestros comportamientos si están tipificados en una norma", ha explicado Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

   Para la vicepresidenta, es importante "hacer pedagogía" y por eso ha hecho hincapié en que la condición de aforado no significa "irresponsabilidad" ante los actos, sino de "competencia, de quién es el tribunal que conoce".

   Sáenz de Santamaría considera que es necesario ser "congruente y coherente" en este asunto, por lo que ha reprochado que los diputados que no han apoyado el aforamiento del padre de Don Juan Carlos cuestionen esta medida cuando ellos mismos también disfrutan de este estatus por el hecho de ser parlamentarios. A su juicio, "deberían plantearse su propia situación procesal porque también son aforados".

NO VALORA "PROBLEMAS INTERNOS" DE LOS PARTIDOS

   La vicepresidenta ha defendido el proceso escogido para aforar al padre del monarca Felipe VI, que ya ha sido aprobado en el Congreso y pasará ahora a su tramitación en el Senado, porque ha permitido que haya habido "debate", primero en la Comisión de Justicia y luego en el Pleno de la Cámara Baja.

   Sobre la posición de determinados partidos sobre este asunto, como puede ser el PSOE, que en un principio iba a apoyar el aforamiento pero finalmente se ha abstenido, la 'número dos' del Ejecutivo ha respondido que no le "corresponde" valorar estas decisiones o si éstas se han debido a "problemas internos" de estas formaciones políticas.

   "Si es por problemas o no de partido, a mi no me corresponde valorarlo. Cada uno tendrá que dar la posición dentro de la congruencia de un sistema como el nuestro, en el que hay un buen número de aforados", ha señalado.

   En este sentido, Sáenz de Santamaría considera que otro debate distinto es si el número de aforados en España es "demasiado" y esto tendría que valorarse en ciertos casos, si bien ha dejado claro que son los partidos que han votado en contra o se han abstenido los que tendrían que explicar también por qué creen que "unos tienen más posición para un aforamiento que otros".