El Gobierno marroquí advierte a España de que no debe traspasar las "líneas rojas de la integridad"

Actualizado 02/11/2007 9:11:32 CET

RABAT, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Gobierno marroquí, Jalid Naciri, ha afirmado que existen "líneas rojas relativas a la integridad territorial de Marruecos que no deben ser traspasadas" y que "nuestros amigos españoles deben comprenderlo", en referencia a la visita que tienen previsto efectuar la próxima semana los Reyes a las ciudades de Ceuta y Melilla.

El Gobierno marroquí espera que esta visita "no tenga consecuencias negativas sobre las relaciones marroquí-españolas", agregó Naciri anoche en la rueda de prensa que ofreció al término del Consejo de Gobierno, según informó la agencia de noticias MAP.

Naciri precisó que el Gobierno marroquí quiere transmitir un "mensaje claro y no codificado": Marruecos "considera que las relaciones entre los dos reinos son fundamentales y trabaja para consolidarlas y promoverlas aún más".

"La amistad entre España y Marruecos será un elemento básico en la elaboración de un entorno geoestratégico de estabilidad en la región mediterránea", consideró Naciri. Sin embargo, la amistad entre ambos países "no puede hacernos olvidar que existe un desacuerdo de fondo entre nosotros sobre las ciudades de Ceuta y Melilla". En este sentido, Naciri condicionó la buena marcha de la cooperación a una solución "inteligente de este conflicto territorial" que tome en consideración los intereses "legítimos" de ambos países.

El portavoz del Gobierno, que también ostenta la cartera de Comunicación, destacó la unanimidad de la prensa española en cuanto a no cuestionar la españolidad de ambas ciudades y señaló que la misma unanimidad se observa en la prensa marroquí al reconocer su marroquinidad.

En la misma línea, Naciri aseguró que "la prensa marroquí habla con esta voz en el marco de una extraordinaria libertad de expresión". En la misma línea añadió que "todos los marroquíes están de acuerdo en que Ceuta y Melilla son marroquíes y que no existe ningún marroquí que piense lo contrario para escribirlo". Además, consideró que en España "existe un enfoque que debe ser actualizado", ya que "hay que comprender que el tiempo de los enfoques colonialistas ha caducado definitivamente".