El Gobierno quiere obligar por ley a que las administraciones colaboren entre si

El subsecretario del Ministerio de la Presidencia, Jaime Pérez Renovales
EUROPA PRESS
Publicado 28/01/2015 19:16:49CET

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno va a regular la obligatoriedad de cooperación entre las distintas administraciones públicas a través de la futura Ley del Régimen Jurídico del Sector Público, según ha avanzado este miércoles ante la Comisión Constitucional del Congreso el subsecretario de Presidencia, Jaime Pérez Renovales.

Durante su comparecencia para dar cuenta de la aplicación de las medidas propuestas por la Comisión para la Reforma de la Admnistraciones Públicas (CORA), Renovales ha avanzado que la futura Ley de Régimen Jurídico del Sector Público, que el Gobierno prevé aprobar en el primer trimestre de este año, tendrá un título dedicado a la cooperación administrativa.

En este apartado se regulará, por ejemplo, la Conferencia de Presidentes, el órgano creado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, integrado por el jefe del Ejecutivo y los de las comunidades autónomas.

REGLAS PARA LAS CONFERENCIAS SECTORIALES

De la misma manera, se van a fijar reglas de funcionamiento para las Conferencias Sectoriales, estableciendo, entre otras cosas un modelo para la adopción de acuerdos entre el Gobierno central y los autonómicos. Se prevé, por ejemplo, que la Conferencia Sectorial emita informe sobre leyes que puedan conllevar duplicidades o invasión de competencias.

Según ha explicado Renovales, se trata de regular también el modo de cooperación entre las distintas administraciones públicas de manera que, si una pide cooperación a otra, ésta sólo se pueda negar si se dan ciertos supuestos pero, si no es así, estará obligada a colaborar.

Entre los supuestos para la denegación de la cooperación estarían el no contar con recursos o competencias para ello, que resulte perjudicial para los intereses cuya tutela tiene encomendada o que exista alguna reserva de confidencialidad impuesta por alguna norma.