El Gobierno retira en el Senado el proyecto de ley de Jurisdicción Voluntaria

Actualizado 24/10/2007 16:56:35 CET

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno anunció hoy la retirada del proyecto de ley de Jurisdicción Voluntaria, que debía ser debatido esta tarde en el Pleno del Senado para su aprobación definitiva. El PP aseguró que "es la primera vez en 30 años que ocurre algo así" mientras que el PSOE acusó a los 'populares' de impedir la aprobación de la ley y querer "embrollar la situación".

Durante su tramitación en la Comisión de Justicia de la Cámara Alta, el PSOE no contó con el apoyo de los demás grupos parlamentarios, lo que imposibilitaba que el texto pudiera hoy salir adelante. Por ello, el Gobierno remitió al Senado su intención de retirar este proyecto de ley que fue aprobado por el Congreso el pasado mes de junio.

El Gobierno basa su decisión de retirar el proyecto de ley en el artículo 127 del reglamento del Senado, que establece que los proyectos presentados por el Ejecutivo "pueden ser retirados por éste en todas las fases del procedimiento anteriores a su aprobación definitiva por la Cámara".

Este proyecto de ley fue aprobado en julio de 2006 por el Consejo de Ministros con el objetivo de facilitar y agilizar la tutela y garantía de los derechos de la persona en materia civil y mercantil. De esta forma, el proyecto ampliaba a notarios y registradores las atribuciones que hasta ahora correspondían a los secretarios judiciales en materia de jurisdicción voluntaria, aquella en la que los ciudadanos necesitan resolver asuntos en los que no existe conflictos de intereses entre partes.

DESAUTORIZACIÓN DE BERMEJO.

El senador 'popular' Agustín Conde aseguró que es "la primera vez en 30 años" que el Gobierno retira un proyecto de ley en el Senado que ya ha sido aprobado por el Congreso. A su juicio, esta decisión, que "está firmada" por la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, supone "una desautorización más" al ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo.

"El sectarismo del ministro Bermejo hizo que se remitiese a las Cortes un proyecto de ley que suscitó todo tipo de críticas", indicó Conde tras criticar que el PSOE "no haya querido arreglar el desaguisado pese al ofrecimiento de todos los grupos". "Fue un proyecto de ley que contaba con un amplio consenso en contra", ironizó.

En este sentido, explicó que en la Comisión de Justicia del Senado ya se introdujeron una serie de enmiendas al texto que hicieron que fuese "inaplicable" porque contaba con "artículos contradictorios entre sí". Conde defendió la necesidad de elaborar una ley de Jurisdicción Voluntaria "eficaz, moderna, ágil y adaptada a los nuevos tiempos".

"Al final, la ministra de la presidencia y vicepresidenta del Gobierno ha tenido que desautorizar al ministro de Justicia retirando esta mañana el proyecto de ley que debía discutirse esta tarde --continuó--. Jamás en treinta años el Gobierno había actuado de esta manera".

"CASCOS RETIRÓ CUATRO PROYECTOS".

Por su parte, el portavoz del PSOE en la Comisión de Justicia del Senado, Arcadio Díaz Tejera, negó en primer lugar que ésta sea la primera vez que el Gobierno retira en el Senado un proyecto de ley argumentando que ocurrió en cuatro ocasiones de la mano del ministro Francisco Álvarez Cascos durante el primer mandato del PP. "¿Por qué razón? Porque es el ministro competente en las relaciones con las Cortes", explicó.

"Esta retirada de proyecto la ha decidido el ministro de Justicia y lo ha hecho posible jurídicamente la vicepresidenta porque es la responsable de las relaciones con las Cortes", argumentó en respuesta a las declaraciones del PP en las que afirma que De la Vega "ha desautorizado" con la retirada del proyecto al titular de justicia.

Dicho esto, Díaz defendió el proyecto del Gobierno por ser "innovador" y pretender "descongestionar" los juzgados españoles trasladando competencias a notarios, secretarios judiciales, registradores de la propiedad y mercantiles, entre otros. Acusó a renglón seguido al PP de impedir la aprobación de la ley y de querer "embrollar la situación".

El senador socialista reconoció que el texto procedente del Congreso no era "coherente" y que, por ello, el PSOE presentó enmiendas transaccionales para buscar el acuerdo. Lamentó así que el PP no apoyara ninguna de estas enmiendas y que hiciera "imposible" la aprobación de la ley. "Habríamos descongestionado los juzgados españoles", aseguró de nuevo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies