El Gobierno sanciona a un exalto cargo de Defensa por conflicto de intereses

Publicado 27/04/2016 17:17:58CET

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha publicado este miércoles una orden por la que sanciona a Luis Hernández Ferrero, exinspector general de Sanidad del Ministerio de Defensa, a inhabilitación por un periodo de siete años por conflicto de intereses.

Hernández Ferrero, ahora general en la reserva, fue nombrado inspector general de Sanidad de la Defensa el 15 de junio de 2012 y ocupó este cargo durante casi tres años --siempre bajo el mandato del ministro Pedro Morenés--, hasta el 16 de enero de 2015, cuando pasó a la reserva.

En la orden de Hacienda, que publica el Boletín Oficial del Estado (BOE) y recoge Europa Press, se establece que Hernández Ferrero cometió una infracción muy grave por incumplimiento de las normas de incompatibilidad, tipificada en la Ley de regulación de los conflictos de intereses de los miembros del Gobierno y de los altos cargos de la Administración General del Estado.

Asimismo, la orden, firmada por el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, considera que el exinspector general también cometió una infracción grave prevista en la misma norma por omisión deliberada de datos y documentos que deban ser presentados.

INGRESOS DE PROCEDENCIA DESCONOCIDA

Fuentes de Defensa consultadas por Europa Press han explicado que en el ministerio se detectó que Hernández Ferrero había recibido durante su etapa de alto cargo ingresos de procedencia desconocida, de los que no dio ninguna explicación cuando fue requerido al respecto.

Defensa detectó las anomalías en los ingresos del exinspector general cuando ya había pasado a la reserva, pero las fuentes consultadas han dejado claro que el ministerio ha descartado que ese dinero provenga de las arcas del departamento.