Gobierno valenciano reunirá la próxima semana una comisión que decidirá sobre el futuro del Teatro Romano

Actualizado 09/04/2008 19:52:36 CET

VALENCIA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Cultura de la Generalitat valenciana reunirá la próxima semana una comisión interdisciplinar que analizará todos los informes "propios y ajenos que se han ido recabando durante estos meses" sobre la reversibilidad del Teatro Romano de Sagunto (Valencia) para pronunciarse sobre "las posibilidades de actuación" que se derivan de la sentencia del Tribunal Supremo que decreta la reversión de las obras en el monumento.

Así lo anunció hoy la consellera de Cultura, Trini Miró, en la sesión de control del pleno de las Corts Valencianes, donde también precisó que la comisión estará integrada por representantes del Consell Valencià de Cultura (CVC), el Colegio de Arquitectos de la Comunitat Valenciana, técnicos de arqueología y patrimonio, el alcalde de Sagunto (Valencia), Fernando Castelló, "como representante del pueblo saguntino", y ella misma, "como representante de la Generalitat".

Miró, que se pronunció de esta manera en respuesta a una pregunta de la diputada de Compromís Glòria Marcos para conocer las actuaciones previstas por Cultura ante la decisión judicial, señaló que esta comisión "una vez analizados todos los informes propios y ajenos que se han ido recabando durante estos meses se pronunciará sobre las posibilidades de actuación que se derivan de la sentencia".

Incidió en que sólo "después de haber escuchado a todas las voces sobre este complejo proceso, actuaremos", a la vez que defendió la "necesidad de lograr un amplio consenso en cualquier actuación" y remarcó el "firme propósito" de la Generalitat de "llegar al fin de este camino con el mayor respaldo social y cultural posible".

Miró remarcó que su departamento se encuentra "dentro del plazo fijado por los tribunales" de 18 meses para ejecutar la sentencia, ya que fue notificada a la Generalitat el pasado 31 de enero, al tiempo que subrayó que en la Conselleria de Cultura "estamos trabajando desde el primer día para recabar todos los informes necesarios que nos expliquen al detalle qué conllevaría dar cumplimiento a la sentencia".

Detalló que ha encargado informes a las áreas de Arquitectura y Arqueología de la Conselleria para que detallen "el proceso y el resultado de aplicar la sentencia en sus propios términos". Incidió en que en el caso del Teatro Romano "estamos ante un desaguisado y una obra que nunca se tendría que haber hecho".

"LOGRAR EL MAYOR CONSENSO POSIBLE".

Miró reiteró que desde su departamento "estamos trabajando desde el primer día para reunir toda la información y todas las opiniones de los colectivos sociales y culturales para que la actuación de la Generalitat sea la más adecuada y logre el mayor consenso posible siempre partiendo del absoluto respeto de las decisiones judiciales".

Por su parte, Marcos defendió que la reversibildad del teatro "es absolutamente imposible" y aseguró que afectará al desarrollo urbano, cultural, turístico y económico de la ciudad. Especificó que el Gobierno valenciano "está obligado a que Sagunto y el mantenimiento del teatro romano" reciban "toda la energía y capacidad" del Consell para "evitar deshacer lo que está hecho".

Advirtió de que la utilización del teatro como espacio cultural "se pondrá en peligro si llevan a cabo esa destrucción absurda del patrimonio saguntino" y remarcó que el Ejecutivo valenciano "todavía está a tiempo de paralizar la destrucción de lo que está hecho en el teatro romano".

Afirmó que en la actualidad "nos encontramos con un despropósito colosal que merece el rechazo del Consell Valencià de Cultura, de la sociedad saguntina y la movilización" de las personas del "más elevado prestigio del mundo de la arquitectura y la cultura". "Todo el mundo piensa que la reversibilidad es una burrada", remarcó Marcos, quien añadió que la reversión es "inviable sin dañar lo que ustedes dicen que quieren proteger, unos restos inexistentes que fueron volados como un polvorín durante la guerra de la independencia y unas piedras que están todas en el Palau de la Generalitat".

Señaló que la actuación supondrá "como mínimo" una partida económica de 6 millonnes de euros y, al respecto, emplazó a dedicar a ese dinero al patromonio industrial de Sagunto, a la recuperación del castillo y "tantas y tantas intervenciones pendientes en el municipio".