Gobierno vasco aclara que la propuesta de Urkullu era "constructiva" y confirma su voluntad de regirse por el Concierto

Publicado 05/12/2017 13:00:05CET

VITORIA, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha asegurado que la propuesta del lehendakari, Iñigo Urkullu, de extender el Concierto económico al resto de comunidades ha sido una "reflexión constructiva, planteada en positivo" y, ante el rechazo entre barones del PP y el PSOE, ha "confirmado" el "deseo, voluntad y determinación" de su Ejecutivo de "continuar" rigiéndose por este sistema.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Erkoreka se ha referido a las reacciones a la propuestas del lehendakari, quien defendió el Concierto Económico vasco como modelo de referencia para un nuevo sistema de financiación autonómico "descentralizado" y más "eficiente, justo y solidario" que el actual.

En su opinión, la reflexión de Urkullu "descansaba sobre un pilar fundamental que es el de la corresponsabilidad fiscal", que pretendía "aportar ideas, modelos y soluciones" ante un "evidente desencuentro y falta de acuerdo" en torno al modelo que en el futuro "articulará la financiación de las Comunidades autónomas de régimen común".

El portavoz del Gobierno ha recordado que, de forma literal, el presidente del Ejecutivo autónomo defendió, a tarvés de un artículo de opinión, que el sistema de Concierto "se asienta sobre el principio de responsabilidad fiscal y financiera, y lo realmente constructivo sería analizarlo como modelo de referencia que permita avanzar en un nuevo sistema descentralizado de financiación que resulte más eficiente, justo y solidario".

"Como se puede comprobar, se trata de una reflexión constructiva y realizada abiertamente en positivo. Si la respuesta es la que ha recibido, el Gobierno vasco no tiene más que decir ni aportar en esta materia", ha señalado.

Por ello, Erkoreka se ha limitado a "confirmar" el "deseo, voluntad y determinación" del Gabinete Urkullu de "continuar" rigiéndose con un sistema "de responsabilidad fiscal" que ha considerado "francamente positivo para un modelo descentralizado de Estado".