Gobierno vasco comienza a pagar las extras a los funcionarios vascos y el lunes se prevé que la hayan cobrado los 67.000

 

Gobierno vasco comienza a pagar las extras a los funcionarios vascos y el lunes se prevé que la hayan cobrado los 67.000

Actualizado 04/01/2013 13:44:50 CET

BILBAO, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno vasco ha comenzado este mismo viernes a abonar el adelanto de la extra del próximo mes de junio a los funcionarios vascos y se prevé que para el lunes los 67.000 empleados públicos dependientes del Ejecutivo autonómico la hayan percibido, según han informado a Europa Press fuentes del Gabinete presidido por Iñigo Urkullu.

El nuevo Gobierno vasco decidió, nada más tomar posesión, que adelantaría las extras de 2013 a estos 67.000 funcionarios, que se quedaron sin la paga extraordinaria de Navidad después de que el Tribunal Constitucional suspendiera el abono.

Dado el perjuicio económico que esto suponía para los empleados públicos y la repercusión que podría tener también en los comercios vascos, el Ejecutivo resolvió promover en el Parlamento vasco proyecto de Ley con el fin de adelantar las extras que este año deberían cobrar estos empleados públicos.

El pleno de Cámara autonómica lo aprobó el pasado 28 de diciembre con los votos a favor únicamente de los parlamentarios del grupo del PNV. De esta forma, la Ley permite que este mes se abone la extra que correspondía al verano y en julio se abonará la de diciembre.

El miércoles el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) publicó la Ley, que tiene vigencia desde el jueves. Este viernes por la mañana los funcionarios públicos ya han comenzado a cobrar la paga adelantada de junio y se espera que todos la hayan percibido para el próximo lunes.

En base a la Ley del Ejecutivo, aprobada en el Parlamento, el ingreso del dinero se realiza de forma automática, sin que los funcionarios tengan que realizar una petición expresa para percibir la extra.

SIN INCUMPLIR RESOLUCIONES JUDICIALES

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ya anunció en la sesión plenaria que, mientras que el Tribunal Constitucional no se pronunciara sobre el fondo del asunto, la paga extra de diciembre de 2012 no podía ser satisfecha "ni bajo el ropaje de paga extra ni bajo otro ropaje, más o menos original y creativo", sin caer en el riesgo de "incumplir una resolución judicial".

Por ello, calificó de "equilibrada y razonable" la solución que ha buscado el Ejecutivo de Urkullu porque "concilia los requerimientos de la legalidad con los intereses de los empleados públicos" y contribuye a "estimular" la demanda privada y a "promover el crecimiento de la economía vasca".

Erkoreka precisó que esta fórmula no entra en colisión con el Decreto Ley de la Administración de Mariano Rajoy por la que suspendía el abono de la paga de Navidad y advirtió de que "nadie" intentara "buscarla".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies