El Gobierno vasco cree que está "todo decidido" para las ilegalizaciones de partidos y tilda de "hipocresía" el proceso

Actualizado 03/02/2008 15:18:55 CET

BARCELONA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Justicia del Gobierno vasco, Joseba Azkarraga, afirmó hoy que sobre la ilegalización de Acción Nacionalista Vasca (ANV) y el Partido Comunista de las Tierras Vascas "todo está decidido", y que "lo que ha ocurrido estos días de retraso es simplemente una forma más de dar apariencia de legalidad y normalidad a este absurdo proceso".

En una entrevista de 'Catalunya Informació' recogida por Europa Press, Azkarraga argumentó que se trata de "una gran hipocresía, porque incluso la tesis del ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, de que son las pruebas las que han aconsejado ahora pedir la ilegalización, es una tesis falsa porque esta gente a la que se va a ilegalizar ahora es la misma que negoció con el PSOE y en su momento con el PP".

El consejero vasco se preguntó: "¿Qué pasa, que como se acercan las elecciones hay que ilegalizarlos para sacar pecho y para ser más duro que nadie ante los votantes de Cuenca y de Guadalajara y de Murcia? Eso es lo que está pasando".

"El PSOE no ha sido capaz de aguantar la presión del PP y cede ahora para presentarse como el adalid de la firmeza contra ETA", consideró, a la vez que insistió en su postura: "Las ilegalizaciones no sirven para terminar con el terrorismo, sino para dar una muestra de debilidad del Estado de Derecho. Siempre he defendido que no es sacando de las urnas a esta gente, sino derrotándolas en las urnas, como se puede ganar esta batalla".

Azkarraga expuso que el momento actual "es complicado y desgraciadamente repetitivo. Se acercan nuevas elecciones y nuevamente se produce un nuevo proceso de ilegalización de partidos políticos. Desde el punto de vista democrático y jurídico es absolutamente rechazable, porque todo está basado en un bodrio jurídico que es la Ley de partidos y esto casa muy mal con el respeto a los derechos fundamentales".

AÑO COMPLICADO.

El representante vasco hizo una proyección de futuro nada halagüeña: "Se inicia un año muy complicado en el ámbito vasco, con la inhabilitación a los miembros de la Mesa del Parlamento por defender la autonomía de ese parlamento y la ilegalización de más fuerzas políticas".

A esto añadió: "Posiblemente el siguiente paso sea el procesamiento del propio lehendakari Ibarretxe por hablar con todas las fuerzas políticas para lograr la paz, y así nos vamos acercando al momento en que en el mes de junio el Parlamento vasco decida realizar una consulta para que la sociedad vasca se pronuncie, cuando posiblemente una parte de la judicatura decida suspender ese pronunciamiento".

Sobre este último punto habló de "ataques flagrantes a la división de poderes y a la capacidad de la sociedad vasca para decidir su futuro". "Se utilizan las leyes de manera retorcida para obtener unos intereses estrictamente políticos", remachó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies