Gobierno Vasco pide a PSOE las transferencias y afirma que no pretenden una SS vasca "independiente de la española"

Foto de archivo del portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka
GOBIERNO VASCO - Archivo
Publicado 13/06/2018 12:56:01CET

Espera que el nuevo Gobierno deje atrás "el cicaterismo y el regateo", y recuerda a Batet que prisiones y SS están en el pacto de PNV-PSE

VITORIA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Gobierno Vasco y consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka, confía en que el nuevo Gobierno del PSOE deje atrás "el cicaterismo y el regateo" que, a su juicio, se ha producido hasta ahora con las competencias pendientes de transferir a Euskadi, y ha asegurado que no se pretende "montar hoy y aquí una Seguridad Social vasca alternativa, disociada y radicalmente independiente".

Tras recordar a la ministra de Política Territorial, la socialista Meritxel Batet, que las trasferencias de prisiones y la gestión económica de la Seguridad Social es un compromiso contemplado en el pacto de coalición del Ejecutivo Vasco entre PNV y PSE-EE, ha enviado "un mensaje de tranquilidad a quienes se sientan atenazados" por las advertencias sobre el déficit que podía producirse si Euskadi asumiera esta última competencia.

En el desayuno del Forum Europa-Tribuna Euskadi, Erkoreka se ha referido, de esta forma, a las declaraciones realizadas por el presidente del Foro de Expertos del Instituto BBVA de Pensiones, José Antonio Herce, que afirmó este pasado martes que la Comunidad Autónoma Vasca se "tragaría" un déficit de 2.000 ó 3.000 millones anuales si asume la transferencia del régimen económico de la Seguridad Social.

"Es un comentario que no está en sintonía con el alcance y contenido de la transferencia que viene planteándose y debatiéndose tanto en el documento de transferencias pendientes como en el seno del Parlamento Vasco", ha explicado.

El portavoz del Ejecutivo ha destacado que no se trata de "montar hoy y aquí una Seguridad Social vasca alternativa, disociada y radicalmente independiente de la española porque esto no tiene soporte ni está previsto en el Estatuto de Gernika ni tampoco es el núcleo del contenido y de la referencia que en el Gobierno de coalición se hace a esa transferencia".

"Estamos hablando de una transferencia en el marco del Estatuto. En el artículo 18.2 dice que corresponde al Gobierno Vasco el desarrollo legislativo y la ejecución de la legislación básica del Estado en materia de Seguridad Social, y también la gestión del régimen económico de la Seguridad Social", ha indicado.

Asimismo, ha subrayado que la Disposición Transitoria Quinta del texto estatutario "hace una referencia al modo convencional en el que tendrá que articularse esa transferencia", que deberá realizarse "sin perjuicio de la unidad del sistema". "Esto es interpretado como que sea sin perjuicio de la unidad de la caja, pero no es lo mismo la unidad de la caja que la unidad del sistema", ha indicado.

En su opinión, "lo que parece evidente es que aquí está pendiente una negociación, una mesa bilateral en la que se vayan desbrozando los aspectos técnicos que más dificultad entraña de cara a clarificar cuál es el alcance y contenido de la competencia que el Estatuto atribuye a la Comunidad Autónoma Vasca en el ámbito de la gestión del régimen económico de la Seguridad Social".

"Pero es que, hasta la fecha, no hemos encontrado un interlocutor en el Gobierno central dispuesto a afrontar de manera conjunta esa exploración y ese debate", ha indicado.

En este sentido, ha negado que vaya a producirse, "en ningún caso", un déficit como el apuntado por Herce, "que se haría patente de manera inmediata porque la caja única se divide en dos".

"Siempre hemos dicho que no es lo mismo hablar de una caja única que hablar de un principio de unidad de caja. El principio de unidad de caja es compatible con la gestión descentralizada de esa caja única, que es compatible con varios cajeros que gestionan con arreglo a las mismas pautas y reglas, y el principio de caja única significa que solo tiene un cajero", ha subrayado.

MENSAJE DE TRANQUILIDAD

En este contexto, cree que "hay mucho campo en el que se pueda actuar y en el que se puede avanzar y negociar". A su juicio, no todo es optar por la situación actual o "la hipotética que resultaría de la constitución ahora y de manera inmediata de una seguridad propia, autónoma e independiente de la española, renunciando a todas las aportaciones que los cotizantes vascos han podido hacer durante muchos años y gracias a la que están percibiendo las pensiones".

"Esto no puede hacerse de esa manera y hay que lanzar un mensaje de tranquilidad a quienes puedan sentirse atenazados por ese tipo de informaciones que, hoy por hoy, no tienen sustento ni se corresponden con la realidad de lo que estamos planteando cuando hablamos de la transferencia de la gestión del régimen económico de la Seguridad Social", ha indicado.

GOBIERNO DEL PSOE

Josu Erkoreka ha señalado que "no hace falta un compromiso especial" por parte del Ejecutivo central para realizar el traspaso porque "el capítulo de las transferencias pendientes está expresamente recogido en el acuerdo de coalición, que no solo adelanta un listado de transferencias que eventualmente podrían ser ratificadas por la propia Cámara (Vasca), sino que, además, prioriza dos entre ellas" la de prisiones y la Seguridad Social.

"Señala que será compromiso compartido del Gobierno el de prestar especial atención a la materialización de las transferencias relativas a las instituciones penitenciarias y a la gestión del régimen económico de la Seguridad Social. Está expresamente recogido en el acuerdo de coalición y también en el programa de Gobierno", ha indicado.

Así se lo ha transmitido, según ha asegurado, a Batet en su llamada telefónica del pasado lunes, y ha apuntado que "parece lógico pensar que un documento que es compartido por los dos socios de Gobierno, que forma parte de su programa y de los compromisos que, como Gobierno de coalición, ha adquirido ante la sociedad vasca, sea también más fácilmente comprendido" por un Ejecutivo del PSOE.

"Esto es una obviedad que no requiere especial explicación. Si eso se va a plasmar o no, o va a facilitar los acuerdos o no, ya lo veremos, pero creo que hay motivos para pensar que sí puede contribuir a mejorar esos acuerdos", ha subrayado.

"EL REGATEO"

Tras recordar que, en torno a las transferencias siempre ha existido "cicatería y el regateo" a cambio de apoyos del PNV a los proyectos e iniciativas del partido que estuviera en el Ejecutivo español, algo que "genera irritación y frustración", ha recordado que ahora el Gobierno "que ha tenido congelado el proceso de transferencias durante los últimos seis años", en alusión al del PP, "ha sido sustituido por otro".

A su juicio, el del PSOE es "un Gobierno nuevo, con nuevas personas y una nueva actitud hacia el diálogo, la negociación y el entendimiento". "Creo que se abre una oportunidad que no podemos desaprovechar, una nueva etapa en la política española con dos años de trabajo por delante que tenemos la obligación de aprovechar", ha añadido.

En este sentido, ha recordado que Meritxel Batet tiene "ya en su mesa el catálogo actualizado de transferencias pendientes", que suman 37, y le ha informado de los acuerdos alcanzados en el Parlamento Vasco "instando a retomar el proceso de transferencias", a cumplir el Estatuto y a que se cese "en el asedio" al texto estatutario por el Gobierno central.

"Confío en que seamos capaces de lograr que el capítulo de las transferencias pendientes desaparezca definitivamente de ese lugar que, desde hace 39 años, ha venido ocupando en la agenda política vasca", ha indicado, para asegurar que es su "prioridad".

El consejero ha recordado que "el incumplimiento de la norma fundacional del autogobierno vasco es algo muy grave", y ha denunciado "la resistencia" hasta el momento "férrea y numantina" al traspaso, "como si una transferencia más a Euskadi constituyera un acto de alta traición a la esencia de la nación española única, indisoluble e indivisible".