El Gobierno vasco quiere aplicar la 'ley mordaza' para sancionar a los ertzainas que increparon a los consejeros

La Ertzaintza en los alrededores de San Mamés
REUTERS - Archivo
Publicado 02/03/2018 16:23:02CET

Dice que los sindicatos, que protestaban por la muerte de un compañero antes del Athletic-Spartak, "no son una excepción frente a la ley"

VITORIA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, ha anunciado este viernes que los miembros de los sindicatos de la Ertzaintza que increparon ayer a varios consejeros, entre ellos el lehendakari Iñigo Urkullu, "tendrán sus consecuencias" de acuerdo a la Ley de Seguridad Ciudadana, por lo que se les aplicarán las "sanciones administrativas que correspondan" al "sobrepasar el cordón de seguridad que se aplica en estas ocasiones".

"Los sindicatos de la Ertzaintza no son una excepción frente a la ley", ha insistido Beltrán de Heredia, criticando así la protesta convocada por los sindicatos ErNE, ELA, y Sipe frente al Parlamento Vasco en contra del dispositivo del 22 de febrero para el partido de fútbol entre Athletic y Spartak de Moscú, en el que falleció el ertzaina Inocencio Alonso a causa de un ataque de corazón.

La consejera Beltrán de Heredia se ha remitido a la conocida como 'ley mordaza' aprobada durante la mayoría absoluta del PP en una respuesta a la parlamentaria de este partido Nerea Llanos, que le ha preguntado sobre el operativo cuestionado por sindicatos de la Ertzaintza. El PNV ha impulsado en el Congreso una reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana en vigor que el PSOE, por su parte, quiere derogar.

La consejera ha comenzado su intervención recordando la protesta registrada este pasado jueves frente al Parlamento Vasco, cuando más de 200 ertzainas recibieron con gritos y peticiones de dimisión al lehendakari, Iñigo Urkullu, y a la propia consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, a su llegada a la Cámara vasca.

En la movilización, convocada por ErNE, ELA, y Sipe, los ertzainas rompieron el cordón policial, acercándose a los miembros del Ejecutivo, cortando el paso a transeúntes y otros parlamentarios que querían acceder a la Cámara, así como el tráfico rodado.

"INTOLERABLE, DENUNCIABLE Y SANCIONABLE"

Beltrán de Heredia ha calificado de "intolerable, denunciable y sancionable" la actitud del grupo "limitado de 250 ertzainas" ante los parlamentarios, los miembros del gobierno y del lehendakari, y ha criticado que a quienes obstaculizaron el paso "se les olvidó que se deben a la ciudadanía vasca y, por tanto, a las instituciones que velan y garantizan sus derechos"

"Es intolerable porque viene de quienes se tildan de representar a los profesionales de la Ertzaintza. No quiero pecar de injusta. Estaba el sindicato mayoritario y también los dos minoritarios pero no estaba buena parte de la representación sindical de la Ertzaintza", ha subrayado.

También ha destacado que es "denunciable" porque "incumplieron las normas más básicas con respecto a la convivencia y a las leyes y normas que la Ertzaintza debe hacer cumplir en este tipo de manifestaciones públicas". "Los sindicatos de la Ertzaintza no son una excepción frente a la ley", ha insistido.

POSIBLES BAJAS EN EL ATHLETIC-OLYMPIQUE

"Tenemos la obligación de saber qué normas legales y de convivencia y qué más reglas de juego democráticas están dispuestos a infringir algunos. Necesitamos saber como departamento, gobierno y sociedad, qué garantías de seguridad están dispuestos a darnos quienes hablan en nombre de la representación sindical de la Ertzaintza", ha señalado.

En este sentido, ha pedido que se les explique qué quieren decir cuando proponen que los ertzainas "cojan la baja por enfermedad sin causa objetiva porque no quieren participar en el dispositivo de seguridad previsto para el partido entre el Athletic y el Olympique de Marsella del día 15 en Bilbao". "Necesitamos saber eso y lo sabremos", ha asegurado.

Asimismo, ha defendido que el dispositivo del pasado jueves estuvo "bien organizado y bien planificado", ya que la Ertzaintza "neutralizó con rapidez y eficacia" los disturbios que ha calificado de "intolerantes, preocupantes y condenables".

La titular de Seguridad ha destacado que la Ertzaintza "ya está manos a la obra para preparar el dispositivo que sea necesario y que mejor se ajuste" a las necesidades del nuevo partido europeo del día 15 en San Mamés, que están preparando los profesionales de la Policía Vasca. "Los dispositivos policiales los preparan quienes tienen experiencia, preparación, capacidad y conocimiento para ello. Lo mismo el día 22 como para el del día 15", ha reiterado.

LEY DE SEGURIDAD TAMBIÉN CONTRA RADICALES

También ha recordado que el próximo martes se va a celebrar el Consejo de la Ertzaintza donde se va a presentar el expediente para la declaración de acto de servicio y concesión de medalla al reconocimiento a la labor policial, con distintivo rojo, para Inocencio Alonso, el ertzaina fallecido el día 22.

"Es de justicia reconocer que falleció en acto de servicio, cuando formaba parte de un dispositivo de gran envergadura, organizado para garantizar la seguridad pública en el entorno del encuentro de fútbol de esa noche", ha señalado.

La parlamentaria del PP Nerea Llanos, por su parte, ha defendido que la concentración de este pasado jueves no responde a reivindicaciones laborales sino que tuvo lugar por la muerte del ertzaina durante un dispositivo de seguridad.

Además, ha considerado que en su respuesta la consejera ha hecho "un ejercicio de soberbia, pocas veces visto en la Cámara", y cree que "prácticamente ha amenazado a los ertzainas que le lleven la contraria".

"Usted dice que va a aplicar la Ley de Seguridad Ciudadana contra esos manifestantes, ¿y no la aplican otras ocasiones contra los radicales? ¿Hasta este punto llega el querer contentar a los radicales de este país?", ha preguntado.

En los disturbios del día 22 se vieron implicados tanto aficionados radicales del Sapartak de Moscú como los ultras locales de Herri Norte, señalados por sindicatos de la Ertzaintza como los iniciadores de los disturbios en la explanada de San Mamés.