El Gobierno Vasco teme que el "neocentralismo" de Ciudadanos "arraigue" en el Estado español

Josu Erkoreka
EUROPA PRESS
Publicado 13/02/2018 14:01:39CET

Erkoreka espera que la falta de "éxito" de Rivera en Euskadi se mantenga "durante mucho tiempo"

VITORIA, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha expresado su preocupación ante el riesgo de que el "neocentralismo" que Ciudadanos ha optado por "explotar" con objetivos electorales pueda "arraigar" en otros partidos del Estado español, mientras que en el caso de Euskadi ha mostrado su deseo la falta de "éxito" de la formación de Albert Rivera se mantenga "durante mucho tiempo".

Erkoreka ha analizado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno semanal, las posibles repercusiones políticas del crecimiento electoral que distintas encuestas vaticinan para Ciudadanos, un partido muy crítico con el sistema de autogobierno vasco y con los derechos históricos que la Constitución Española reconoce a los territorios forales de Euskadi y Navarra.

El portavoz del Ejecutivo autonómico ha considerado que el hecho de que un partido como Ciudadanos haya optado por "explotar el neocentralismo" como "carta electoral" no va mucho más allá "de lo anecdótico".

De hecho, ha recordado que en Euskadi, donde Ciudadanos carece de representación institucional y apenas logró un dos por ciento de votos en las elecciones autonómicos de 2016, la formación de Albert Rivera no ha logrado "éxito alguno".

"Esperamos que eso sea así durante mucho tiempo", ha afirmado Erkoreka, quien ha atribuido el escaso peso de Ciudadanos en Euskadi al "sesgo neocentralista" de su línea política.

No obstante, ha subrayado que sí es motivo de "preocupación" que las tesis "recentralizadoras" de Ciudadanos puedan "arraigar" en otras formaciones del Estado, de forma que se conviertan en más "transversales".

URKULLU Y RAJOY

Erkoreka también se ha referido a las relaciones entre el presidente del Gobierno central, así como a la posibilidad de que Iñigo Urkullu haya trasladado a Mariano Rajoy la propuesta presentada la semana pasada por el PNV sobre un nuevo estatuto vasco "de no ruptura" y que incluya un ejercicio "pactado" del derecho a decidir.

El portavoz del Ejecutivo autonómico ha explicado que no corresponde al lehendakari, sino al PNV, trasmitir, en su caso, el documento que esta formación ha elaborado para la posible reforma del sistema de autogobierno de Euskadi. Además, ha asegurado que no le "consta" que Urkullu y Rajoy hayan hablado sobre autogobierno "en la última semana".

TRANSFERENCIAS

Por otra parte, Erkoreka, ha desmentido "rotundamente" que se vaya a producir próximamente un encuentro entre los gobiernos vasco y central para debatir sobre las transferencias pendientes en el marco de la Comisión Mixta de Transferencias.

El portavoz del Ejecutivo autonómico ha afirmado que pese algunos mensajes "difundidos por portavoces del PP", en este momento "no hay nada previsto a ese respecto". De hecho, ha recordado que ni siquiera se han reunido los grupos de trabajo de ambas administraciones que deberían alcanzar los acuerdos que, con posterioridad, habrían de ser "bendecidos" por la Comisión Mixta de Transferencias.

Erkoreka ha denunciado que tampoco se ha reunido el grupo de trabajo para cerrar el acuerdo sobre la transferencia de las líneas de ferrocarriles cuya competencia ha sido reconocida para Euskadi por el Tribunal Constitucional. "Quienes defienden la aplicación de las sentencias del Tribunal Constitucional en Cataluña, deberían defender que se apliquen también en Euskadi", ha manifestado.

El portavoz del Gobierno autonómico ha explicado que sigue sin obtener "respuesta" de la petición que trasladó a la vicepresidenta del Ejecutivo Español, Soraya Sáenz de Santamaría, para celebrar una reunión con el fin de reanudar las negociaciones sobre el traspaso a Euskadi de las competencias del Estatuto de Autonomía de Gernika pendientes de transferir.

No obstante, ha negado que esto signifique que se haya producido un "enfriamiento" de las relaciones entre los ejecutivos central y autonómico, dado que nunca han sido "cálidas".