Gómez muestra a Zapatero su preocupación por la "frivolidad" de Aguirre, que sólo busca diferenciarse de Rajoy

 

Gómez muestra a Zapatero su preocupación por la "frivolidad" de Aguirre, que sólo busca diferenciarse de Rajoy

Tomás Gómez
EP
Actualizado 20/07/2009 18:22:41 CET

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSM-PSOE, Tomás Gómez, trasladó hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, su "preocupación" por la "frivolidad y banalización" mostrada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, al analizar el nuevo modelo de financiación autonómica, puesto que, a su juicio, ella sólo busca ser "una voz diferenciada en el PP", en "la batalla interna de un partido en descomposición".

Tras un encuentro de aproximadamente una hora y media con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la sede del PSOE de la calle Ferraz, Gómez señaló en rueda de prensa que en esta reunión se abordaron las cuestiones "más importantes y prioritarias" relacionadas con los madrileños, tales como el modelo de financiación y los futuros Presupuestos Generales del Estado para 2010.

Por ello, "hoy no tocaba" hablar del calendario para conocer los candidatos socialistas a la Comunidad y a la Alcaldía de Madrid para 2011. Se abordará en el futuro, dijo, "en otro tipo de encuentros menos institucionales".

El líder socialista argumentó además su preocupación por la actitud de Aguirre en que la presidenta ha dado "claras muestras de su actitud incoherente con el tema más importante que afecta a la vida ciudadanos", que es la financiación. Así, recordó que el 22 de diciembre, tras reunirse con Zapatero, tildó de positivo el modelo y mostró su satisfacción, para pasar el miércoles pasado por la mañana a anunciar un voto negativo de la Comunidad y por la tarde abstenerse.

"Aguirre ha utilizado la financiación autonómica como arma arrojadiza en la batalla del PP. Ha trasladado la batalla del PP a las instituciones públicas, eso es inadmisible", opinó, pues significa que no asume la responsabilidad propia de una Comunidad donde se encuentra la capital del Estado y tiene la responsabilidad de liderar la economía de este país.

A su juicio, la presidenta del PP de Madrid sólo quiere "marcar un pulso a Rajoy" y el sistema de financiación "le importa muy poco porque no lo conoce, ni siquiera se lo ha leído".

"Si cree que perjudica a los madrileños tenía posibilidad quedarse con el anterior", destacó. Sin embargo, le da igual "poner en entredicho la decisión del líder Rajoy porque su único objetivo político es ocupar la silla de Rajoy o que él deje de ocupar la silla que ocupa en este momento".

Para Gómez, Aguirre mantiene una "posición táctica de oposición a Rajoy para mostrar a los votantes del PP que es flojo y no es coherente" y a la vez demuestra que ella hace "la auténtica oposición política al PSOE".

Además, insistió en que la última población oficial conocida por el momento es 2007, por lo que ese es el año de referencia para el primer año de vida del modelo. Lo sorprendente, según Gómez, es que estas críticas las lance el consejero de Economía, Antonio Beteta, "que fue el que elaboró el sistema de financiación anterior, que hizo que no se reconociera a 1 millón de habitantes. "O le ha entrado el amor a los madrileños de repente o tengo la sensación de que no conoce el modelo", declaró.

En su opinión, todo ello muestra que la presidenta autonómica "o tiene una capacidad para mentir extraordinaria o no conoce el modelo de financiación", pues tanto la densidad de población, como la población en sí se tienen en cuenta en el modelo, en contra de lo que ella pregona de que "no se tiene en cuenta a 300.000 habitantes".

Gómez, que destacó que el modelo de financiación pactado "supera las expectativas del Gobierno regional" puesto que llegarán a Madrid "más recursos que los que el PP puso como objetivo", aprovechó la entrevista con Zapatero para ahondar en su petición trasladada el pasado sábado en el Comité Regional del PSOE de que se establezcan mecanismos para una "mayor transparencia" sobre el uso de los fondos por parte de las Comunidades.

TRES MECANISMOS DE CONTROL

Dado que "el 80 por ciento de la financiación autonómica va dirigida a los servicios públicos básicos: sanidad, educación y políticas social y nada obliga a las comunidades a utilizar esos recursos en estos servicios", Gómez quiere redoblar el control sobre el gobierno de Madrid, pero también sobre el resto de las regiones.

"El gato escaldado del agua fría huye", confesó Gómez, y "lo digo porque ya conocemos la experiencia" manifestó, para citar a continuación el caso de los 1.024 millones de euros adicionales pactados en la segunda conferencia de presidente para mejorar la sanidad madrileña, que sin embargo, terminaron en que "no se invirtió ni un solo euro" en Sanidad, y Aguirre los dirigió a cosas "tan importantes como la publicidad y propaganda".

Para que los ciudadanos de cada comunidad conozcan a qué se dedican los recursos del Estado, el secretario general del PSM abogó por tres posibles mecanismos de control: que el Ministerio de Economía realice un informe anual sobre la cuenta general de cada una de las CCAA, que las cámaras de cuentas autonómicas las fiscalicen o que sea el propio Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) quien realice un informe. Gómez se mostró favorable precisamente a esta opción pues en el CPFF se encuentran representadas todas las comunidades y el gobierno central.

Todo ello deberá ser abordado con los presidentes autonómicos por parte de Zapatero, pues "no sólo corresponde el debate al presidente", sino, que es extensivo para todas las CCAA del país. "Es una idea para el debate", manifestó Gómez.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies