González Panero niega que prevaricara al nombrar a un funcionario por estar fuera de su competencia

Actualizado 25/11/2009 16:53:17 CET

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ex alcalde de Boadilla del Monte Arturo González Panero negó hoy haber prevaricado cuando estaba al frente de la Alcaldía en el nombramiento a dedo de un conserje interino para la Escuela Municipal de Música al estar fuera de su competencia.

González Panero acudió esta mañana a declarar a los Juzgados de Móstoles a raíz de una denuncia interpuesta por el Grupo Municipal Socialista en 2002 por un presunto delito de prevaricación que habría cometido en 2001 en la designación de este funcionario, con cuya familia mantenía una estrecha amistad.

A instancias del fiscal, la juez suspendió la vista oral por la ausencia de la directora del centro educativo Príncipe Felipe, quien estaba propuesta por la defensa como testigo. La incomparecencia se debió a la enfermedad que sufre la mujer, quien hizo llegar a la magistrado un certificado médico para justificar su ausencia.

En los pasillos de los Juzgados, el ex alcalde de Boadilla comentó a los periodistas que no intervino en el nombramiento del conserje, puesto que competía al Patronato de Cultura, "un organismo autónomo de la Alcaldía". "Esto es una cosa de locos. Una cuestión política promovida por el concejal de Boadilla Ángel Galindo", reseñó.

En el exterior de la sede judicial, insistió en que "el nombramiento lo realizó el gerente del Patronato". "No he intervenido en nada de esto", aseveró González Panero, quien se mostró convencido de que la causa quedará en papel mojado.

A escasos metros de él se encontraba José Pastor, entonces gerente del citado organismo. "Yo no firmé el nombramiento, lo firmó el alcalde", apostilló Pastor, quien se encuentra también imputado en el procedimiento judicial. Su versión la certificó la que en aquella época era portavoz del Grupo Municipal del PSOE, Carmen Gómez, quien explicó que "el que tenía potestad en recursos humanos era Arturo, mientras que el gerente sólo aportaba la documentación".

La Fiscalía reclama para el ex alcalde y el conserje dos años de inhabilitación para empleo o cargo público y una multa consistente en una cuota de 12 euros diarios durante 8 meses. Por su parte, el PSOE reclama siete años de inhabilitación y multa de 20 euros diarios durante ocho meses.

DESIGNACIÓN A DEDO

En su condición de alcalde, González Panero nombró a Raúl de Diego conserje interino saltándose supuestamente la normativa vigente, siendo advertido de la ilegalidad del nombramiento. Ante esto, el Grupo Municipal Socialista interpuso en 2002 una denuncia ante el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Móstoles.

En el escrito, el PSOE expuso que el 15 de octubre de 2001, con el fin de cubrir "una pretendida urgencia" en el puesto de conserje de la Escuela Municipal de Música dependiente del Patronato de Cultura, el gerente se interesó en el INEM por Raúl de Diego, cuya familia mantiene una estrecha amistad con el ex regidor, para la cobertura del citado puesto alegando que reunía los requisitos necesarios para ello. Raúl de Diego se dio de alta en el INEM ese mismo día.

Quince días después se produce una modificación en la afiliación a la seguridad social pasando a figurar como funcionario interino al servicio de dicho organismo. González Panero en su condición de alcalde, mediante decreto, nombró a Raúl de Diego conserje interino.

El PSOE acusó al alcalde de quebrantar la normativa vigente en materia de selección de personal al servicio de las Administraciones locales. El nombramiento debía ir precedido de la pertinente convocatoria pública y, después de su elección, no se aprobó oferta de empleo público del Ayuntamiento o del Patronato en la que se incluyera el puesto de trabajo de conserje.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies