González Pons: "Legalizar Batasuna sería como si los aliados hubieran pactado con los nazis al entrar en Berlín"

Actualizado 07/02/2011 12:22:03 CET

Sobre el 'chivatazo' afirma que se produjo con Rubalcaba como ministro del Interior y por tanto es "su responsabilidad"

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha afirmado este lunes que la existencia de un hipotético pacto entre el Gobierno español y ETA que permitiera a Batasuna estar en las elecciones municipales de mayo -tal y como defiende el ex ministro del Interior Jaime Mayor Oreja-, sería "como si en 1945, a punto de entrar en Berlín, los aliados hubieran llegado a un pacto con los nazis".

Así lo ha manifestado Pons en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, en las que se ha mostrado convencido de que ETA está a punto de ser derrotada "policial, judicial y democráticamente, y nadie debe ahorrarle la verdadera derrota abriendo un proceso de negociación". En ese sentido, ha asegurado que el PP apoya al Gobierno porque cree que está haciendo lo correcto, y le gustaría que Mayor Oreja "no acabe teniendo razón",

González Pons se ha referido a la presentación que la izquierda abertzale hará este lunes en Bilbao de sus nuevos estatutos, con los que pretende concurrir en los comicios municipales. Ha insistido en la postura de que mientras exista ETA, Batasuna no puede legalizarse "por más palabras que diga, porque las palabras por sí mismas no borran la sangre derramada" y ha demandado que desaparezca ETA. "Entonces Batasuna podrá aspirar a muchas cosas, mientras, es la garra de ETA que se presenta con las uñas pintadas", ha añadido.

Preguntado por la posibilidad de que lo recogido en ese estatuto cumpla con la Ley de Partidos, el vicesecretario de Comunicación del PP ha señalado que la sóla mención de los nombres de las personas que van a presentar el partido justifican que la fiscalía los impugne.

CASO FAISÁN

Por otro lado, González Pons ha insistido en el deseo del PP de que se esclarezca la verdad sobre el 'caso Faisán', ya que considera que se "traicionó" a la policía y a las víctimas del terrorismo. Además, ha calificado el caso como un 'GAL al revés', es decir, "en lugar de una guerra sucia contra ETA, una guerra sucia contra la policía".

El vicesecretario de Comunicación del PP ha defendido que la única pretensión del PP al denunciar el 'caso Faisán' es aclarar lo sucedido y que quien diera el 'chivatazo' pague las consecuencias, y ha señalado que todo eso se produjo con Rubalcaba como ministro del Interior y por tanto "es su responsabilidad", pero ha negado que el objetivo sea hacer daño políticamente a Rubalcaba. "Pensar eso es superficial", ha asegurado.

Así ha respondido Pons a la pregunta de si esa supuesta estrategia para debilitar a Rubalcaba estaría motivada por las encuestas que muestran un recorte del actual vicepresidente del Gobierno respecto al PP, en caso de que fuera el candidato del PSOE a las elecciones generales de 2012.

De este modo, ha declarado que las encuestas realmente muestran que Zapatero "no es capaz de recortar ninguna distancia, que no sólo es mal presidente sino también mal candidato y que cualquiera obtendría mejor resultado". En ese sentido, se ha preguntado: "¿Si no vale para el PSOE, porque sigue de presidente?".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies