El Govern reclama la intervención del Ejecutivo de Sánchez para sacar el 'procés' de los tribunales

Carmen Calvo se reúne en Moncloa con Pere Aragonés
POOLMONCLOA/JM CUADRADO
Actualizado 12/07/2018 16:09:09 CET

Aragonés subraya que Alemania ha demostrado que la acusación "artificial" de rebelión no pasa la prueba del algodón en Europa

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente del Govern catalán, Pere Aragonés (ERC), ha defendido este jueves la intervención del Ejecutivo de Pedro Sánchez para sacar el 'procés' de los tribunales y derivarlo a una mesa de negociación política.

En rueda de prensa tras reunirse con la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha señalado que en reiteradas ocasiones han planteado al Ejecutivo que use los instrumentos de los que dispone para "aligerar esta situación", en alusión a la investigación judicial que mantiene en prisión preventiva o huidos en el extranjero a los responsables políticos del 'procés'.

"Lo que hemos planteado es que el Gobierno sabe que hay muchos instrumentos para poder sacar la cuestión del referéndum y de los hechos de octubre de los tribunales a la mesa de negociación política. Lo hemos dicho y saben de sobra los instrumentos que tienen", ha señalado ante los medios de comunicación en la sede de la delegación del Govern en Madrid.

Estos instrumentos son la Fiscalía, que presentó la querella contra los miembros del Govern, pero también la Abogacía del Estado, personada como parte en varios procedimientos que guardan relación con la misma causa, ha precisado.

Aragonés ha aprovechado la decisión de la justicia alemana de extraditar a España al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont sólo por el delito de malversación de fondos públicos, y no por rebelión, para presentarla como la prueba de que los conflictos políticos requieren una solución política y no se pueden dejar en manos de los tribunales.

Demuestra además, bajo su punto de vista, que la acusación de rebelión por la que están en prisión preventiva diez responsables del 'procés', entre ellos el expresidente Oriol Junqueras o la expresidenta del Parlament Carmen Forcadell, ambos de ERC, "no se aguanta" porque se trata de una "construcción jurídica artificial que no pasa la prueba del algodón en otras jurisdicciones europeas".

Aragonés ha reiterado que, bajo el punto de vista del Govern, Puigdemont y su gabinete tampoco incurrieron en un delito de malversación "porque no había pagos que se puedan acreditar y, por tanto, no hay menoscabo de fondos públicos".

Pero con la decisión del tribunal alemán, lo que ha quedado claro, en su opinión, es que "la rebelión debe decaer del procedimiento judicial". Es además esta acusación, ha incidido, la que permite al juez Pablo Llarena mantener a los responsables del 'procés' en prisión preventiva y al Supremo iniciar el procedimiento para suspenderlos como diputados. "Esto tendría que provocar una revisión por parte del juez Llarena", ha insistido.

¿UNA NUEVA INVESTIDURA DE PUIGDEMONT?

Preguntado si, toda vez que Puigdemont no será extraditado por rebelión, las fuerzas independentistas intentarán investirle como presidente de la Generalitat, Aragonés ha insistido en que se debe "solucionar" la "situación de excepcionalidad" que supone el que haya diputados del Parlament en el "exilio" o "en prisión preventiva".

"Esto se tiene que solucionar y a partir de aquí, hay unas mayorías, unos candidatos, y no debería haber impedimento", ha zanjado el vicepresidente, que ha hecho un llamamiento a la ciudadanía a seguir manifestándose para seguir reclamando "la libertad de los presos políticos".