Grande-Marlaska decreta prisión incondicional incomunicada para cinco de los siete detenidos por kale borroka

Actualizado 03/11/2007 0:42:08 CET

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska decretó esta noche prisión incondicional incomunicada para cinco de los siete jóvenes detenidos en la madrugada del pasado martes en San Sebastián en el marco de una operación contra la violencia callejera en Guipúzcoa, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

El magistrado imputa a los acusados un delito de integración en organización terrorista debido a que considera acreditada su pertenencia a la organización juvenil SEGI. Además, acusa a los cinco procesados de los delitos de estragos y daños terroristas.

La orden de incomunicación, que se prolongará, según lo establecido por la ley, durante un máximo de cinco días, se debe a que el titular del Juzgado de Instrucción Central número 3 de la Audiencia Nacional tiene previsto practicar más diligencias relacionadas con estas detenciones.

Por su parte, los detenidos Jon Sardón y Julen Garmendia han quedado en libertad sin la imposición de medidas cautelares. Los siete detenidos comenzaron a declarar esta mañana en la Audiencia Nacional.

La Policía cree que tres de los detenidos se habían hecho cargo de la estructura del terrorismo urbano en la capital guipuzcoana en 2005, tras la detención por parte de la Guardia Civil de Oier Lorente, que actuaba como dinamizador de todos los sabotajes en esa ciudad.

Así, la Policía confiere especial importancia a Pablo María Lamarca, Egoi Alberdi Casanova y Mikel Arretxe Salvide, este último camarero del bar Urkamendi, donde se se practicó uno de los registros.

Además, estos tres detenidos desempeñaban cargos locales dentro de la organización juvenil SEGI y está acreditada su participación en distintos actos de violencia callejera del último año como, entre otros, los graves incidentes registrados el pasado 12 de octubre en el Boulevard de San Sebastián, en los que participó activamente Alberdi Casanova, junto a otro de los detenidos, Unai Pérez.